*


chip

¿En qué consiste el chip de testosterona que ayuda a revertir los efectos del envejecimiento?

Rejuvchip es un comprimido que se instala en el área de la cadera en mujeres mayores de 40 años para revertir el envejecimiento, además de múltiples beneficios como aumento de energía y de la líbido, entre otros.

Por Javiera Kessra

A partir de los 35-40 años, y como parte del proceso normal de envejecimiento, las mujeres disminuyen su función hormonal, principalmente el nivel de testosterona, lo que trae consigo una baja en la líbido, en la energía y el estado de ánimo y un aumento de grasa, entre otras cosas. 

Sin embargo, el avance de la medicina ha puesto a nuestra disposición algunas alternativas para hacer de esta etapa algo más llevadero.

Se trata de Rejuvchip, “un comprimido a base de hormonas de origen vegetal, de lenta vibración, que mide tres milímetros y contiene 100 mg de testosteronas.  que ayuda a revertir el envejecimiento y que se instala bajo la piel para que libere la disolución de testosterona dentro del tejido”, explicó la doctora Catherina Vásquez, Médico Estético Facial y Ginecológico de la clínica La Parva, a LUN.

chip

Imagen: Captura de Clínica La Parva.

Este tratamiento, al que ya se han sometido algunos rostros femeninos como Pamela Díaz y Pamela Leiva, se aplica a pacientes que “están en el climaterio, es decir, en el periodo anterior a la menopausia, desde los 40 años en adelante, cuando hay una disminución de producción hormonal”, comenta la especialista.

Además, asegura que “el organismo tiene un sistema de autorregulación de las hormonas, llamado feedback, por lo tanto, extrae lo que va necesitando de testosterona”.

¿Cómo se aplica?

“Se pone con anestesia local en el área de la cadera. Es un procedimiento muy pequeño, de 5 a 10 minutos, con muy poca molestia y se comienza a sentir su efecto al segundo o tercer día”, detalla el doctor Pedro Vidal, cirujano plástico de la clínica La Parva, aunque en la clínica aseguran que su efectividad total se puede apreciar a las dos semanas.

¿Cuál es su duración?

El pelets tiene una duración entre tres a cuatro meses y se va liberando de forma prolongada. “Es importante mantener una dieta saludable, actividad física y el consumo de suplementos como parte importante de este tratamiento. Además, se aconseja realizar controles de niveles hormonales para revisar el funcionamiento y prevenir cualquier efecto secundario”, asegura el establecimiento. Sin embargo, el doctor Vidal recalca que generalmente no hay efectos secundarios por el bajo nivel hormonal que se instala.

chip

Imagen: Captura de Clínica La Parva.

¿Cuáles son sus beneficios?

– Testosterona natural subcutánea.

– Aumento de energía física y mental, de la densidad ósea.

– Reducción del peso si hay un estilo de vida saludable.

– Ayuda al equilibrio hormonal.

– Alivio de síntomas de la menopausia y del síndrome premenstrual.

– Mejora el rendimiento sexual, el metabolismo muscular, la calidad de la piel, la memoria y concentración, el rejuvenecimiento vaginal y el sueño.

Los especialistas aclaran que este tratamiento es para hombres y mujeres, aunque aseguran que en el caso de ellos hay que analizar los niveles de testosterona, próstata. También, se usa un chip con el doble de hormonas, es decir, 200 mg, y se necesitan entre 7 y 8 tubos, mientras que para la mujer solo basta con uno.

Contraindicaciones

“Este tratamiento no es apto para mujeres embarazadas o en un periodo de lactancia. Ni para aquellas que deseen quedar embarazadas o hayan tenido ovarios poliquísticos. Tampoco para quienes tengan problemas en las glándulas suprarrenales”, advierte Catherine Vásquez.

Además, la especialista asegura que “las mujeres que lo consumen en comprimidos o inyecciones, tienen efectos indeseados como aparición de vellos o engrosamiento de la voz”.

Por otra parte, la experta explica que antes de someterse al procedimiento es importante realizarse “exámenes hormonales, de sangre y revisar la ficha clínica del paciente”.

chip

Imagen: Captura Clínica La Parva.

Efectos del tratamiento

“Mi principal motivación era el poder sentirme con más energía para poder hacer mi vida”, fue uno de los principales motivos por los que Pamela Leiva se sometió a tratamiento, quien además aseguró que “el procedimiento fue súper rápido, no sentí nada y no molesta en nada”.

Además, confesó que “uno de los primeros síntomas que sentí fue la subida de la líbido y al primer mes empecé a notar que mi piel estaba mucho más elástica, no tan seca, mejoró un montón”.

Pamela Díaz, fue otra de las féminas que decidió ponerse el chip, por la misma razón que su tocaya: “Sentí que necesitaba un golpe energético”, aseguró al medio anteriormente citado.

Sin embargo, a diferencia de Leiva, ‘La Fiera’ sintió dolor, “me dolió más la inyección de anestesia que me pusieron antes, que la misma implantación del chip y después de eso no me ha vuelto a doler esa zona”, finalizó.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.