*


ropa_2

Tips para comprar ropa usada

Por Ale Madrid

Soy una fan de “la ropa usada” (no confundir con “Vintage”). Puedo pasarme horas mirando las tiendas en calle Bandera y cuando voy a Viña siempre aprovecho de pegarme un viajecito a la feria del Belloto o cualquier otra “feria de las pulgas”.

Me encanta comprar en este tipo de prendas por dos razones fundamentales: 1.- la exclusividad de la mayoría de las prendas, 2.- precios MUY bajos.

Lamentablemente el trámite de comprar este tipo de prendas no es muy placentero, ya sea porque muchas veces el olor de las tiendas es insoportable, o porque no sabes bien dónde encontrar cosas que te gusten.

Por eso mismo, en esta oportunidad, te daré algunos tips para que la experiencia no te sea tan nefasta, y no vuelvas con el corazón roto y la moral disuelta.

En primer lugar, cuando vayas a comprar a estas tiendas, anda con mucho tiempo, y prepárate para el olor y las reacciones alérgicas. No es raro que huelan naftalina, o que estornudes sin parar. Esto último se debe a la cantidad de ácaros que acumulan las prendas en los sacos.

En segundo, te recomiendo que vayas con algo en mente. Por ejemplo, una polera blanca. Esto te facilitará la búsqueda, ya que andarás con un radar de color blanco, y revisarás cada prenda blanca que encuentres en el camino, hasta que puedas encontrar la que buscas. De este modo, reduces la gran gama de posibilidades y vas directo al grano sin tanta distracción.

En tercer lugar, al emprender una búsqueda en tiendas de ropa usada, abre la imaginación. A veces hay prendas que están en buenas condiciones, pero que tienen alguna “pifia”. En ese caso, ve si el problema puede ser solucionado con un corte, una pinza, tachas, cadenas, botones, parches, o más costuras. Así podrás crear una prenda realmente exclusiva. Y en el caso de que te falte talento para la modificación de prendas de vestir, siempre estarán disponibles tutoriales en internet o DIY (“Do it yourself”, o hazlo tú mismo).

En cuarto lugar, no pagues demás por una prenda que no lo vale. A veces, algunas tiendas nos ofrecen prendas a un precio muy elevado si consideramos que son de segunda o tercera mano. No pagues por la marca, paga por la prenda en sí, es decir, su estado y a lo mejor, su exclusividad.

Espero que estos consejos te sean útiles si es que te decides aventurar en las tiendas de estas características.

DATO: Las llamadas prendas “Vintage”, si bien pueden ser de segunda mano, son prendas de colección y su valor es mucho más elevado que cualquier otra prenda usada, o incluso nueva, pues suelen ser parte de la historia de importantes casas de moda.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.