*


fanático-de-justin-bieber

Fanáticos que recurrieron a cirugías para verse como sus ídolos

El amor y admiración por sus personajes favoritos los obsesionó con ser como ellos y la única salida que encontraron fue ingresar al quirófano para alcanzar algún parecido. Aquí te mostramos los casos más notables.

Por Constanza Cortés /@lavecinacortes

Muchas veces la pasión que un artista provoca en nosotros puede hacer que nos sintamos vivos y felices, sin embargo, en algunos casos esa admiración puede sobrepasar las barreras de lo racional y convertirse en algo enfermizo. Así le pasó a estos fanáticos, quienes buscando ser iguales a sus ídolos decidieron operarse, sin medir las consecuencias estéticas o de salud que podrían sufrir.

Rejuvenecer por Justin Bieber

fanáticosHace pocos días se hizo pública la última operación facial que Toby Sheldon -un compositor de canciones y fanático de Justin Bieber– se hizo para parecerse a su ídolo. Hace cinco años que este hombre de 33 años comenzó a someterse a cirugías, entre las que se cuentan inyecciones de gel para la cara e implantesde cabello.

“La sonrisa de Justin es lo que le da esa imagen juvenil”, dijo Sheldon a The Huffington Post, al referirse a la intervención más reciente que se hizo para quedar como el ídolo juvenil y que le costó más de 15 mil dólares y un mes de recuperación. Cabe destacar que hasta el momento, Sheldon ya ha gastado más de 100 mil dólares en este tipo de arreglos.

Traspasando límites por Harry Styles

fanáticosLa obsesión por su banda favorita la hizo tomar esta decisión. Catrina Best, una joven británica de 20 años y amante de One Direction se sometió a una cirugía plástica para lucir idéntica a su ídolo Harry Styles, uno de los integrantes de la banda británica. La chica transgénero cuenta que “la gente dice que mi estructura ósea, los ojos y los labios son casi idénticos a los de Harry, hasta me han pedido autógrafos. No he salido mucho aún, pero las niñas coquetean conmigo, hasta se me acercan mujeres mayores”, contó Best al sitio Closer, quien al poco tiempo de declararse transexual, informó que iniciará un tratamiento hormonal para el cambio de sexo definitivo.

Todo por Michael Jackson

fanáticosEsta mujer y madre de tres hijos ha gastado una fortuna para ser como su ídolo, el fallecido cantante Michael Jackson. En 1991 y luego de ganar un concurso de talentos imitando al Rey del Pop, Mikki Jay comenzó con su obsesión, la cual sigue manteniendo hasta hoy y que ha querido especializar sometiéndose a cirugías, en las que ha invertido más de 97 millones de pesos para ser la doble oficial del artista.

 

 

Obsesión por Jessica Rabbit

fanáticosLa obsesión de Kristina Rei traspasa la realidad, pues su sueño es ser igual a Jessica Rabbit, la pareja del conejo Roger Rabbit en la película ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, la primera película que combinó personas reales con caricaturas y que fue un éxito de taquilla. En esta búsqueda por conseguir la similitud con dicho dibujo animado, la rusa de 22 años se ha sometido a más de 100 intervenciones estéticas con silicona líquida, con lo que consiguió convertirse en la mujer con la boca más voluptuosa del mundo. Esta chica asegura que puede hablar, comer y besar sin ningún problema, y que se siente plena cuando recibe piropos sobre sus abultados labios.

Su último deseo: Ser como Demi Moore

fanáticosCuando Lisa Connell tenía 29 años le diagnosticaron cáncer terminal y su único deseo para descansar en paz era parecerse a Demi Moore y para ello estaba dispuesta a gastar 60 mil dólares en cirugías. “La gente piensa que estoy loca, pero sé que hará mis últimos meses o años más felices. Quiero morir hermosa”, explicó Connell en su Twitter hace un par de años. Hasta hoy no ha habido información de si la mujer falleció o si cumplió su sueño, sin embargo cuando la protagonista de Striptease supo el propósito de la joven, manifestó que quería comunicarse con ella para que recapacitara.

 

Superman de carne y huesos

Herbert Chávez es un filipino y fanático de Superman, a quien su pasión por el personaje lo ha llevado más allá de coleccionar comics. De hecho, esta admiración incondicional lo ha empujado a ingresar al quirófano 13 veces, con el fin de lograr tener un parecido físico con su superhéroe favorito.

El hombre de 35 años ha invertido todo su dinero para modificar su nariz, marcar su mandíbula y colocarse implantes pectorales y en los glúteos, además de hacerse un blanqueamiento de piel para tener un tono más acorde con su ídolo.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.