*


[Opinión] ¿Por qué digo sí cuando quiero decir no?

"Decir y sostener un no, es parte esencial de nuestro amor propio y autocuidado. Escucharnos a nosotras mismas y ser fieles a nuestro estómago, es quizás uno de los grandes desafíos para nosotras las mujeres"

CONSTANZA DEL ROSARIOPSICÓLOGA EXPERTA EN RELACIONES DE PAREJA, GÉNERO, SEXUALIDAD E INTELIGENCIA EMOCIONAL CO-FUNDADORA DE RELACIONES INTELIGENTES CREADORA DE ENTRENAMIENTO EN DISFRUTE. INSTAGRAM: @CONSDELROSARIO

Por Constanza del Rosario

Una de las situaciones que más frecuentemente veo en la consulta es la dificultad de algunos para decir no. Situación que se da ampliamente en el género femenino y que, en menor medida pero cada vez más, en el género masculino.

La razón: el miedo y la culpa de desagradar. Miedo que impulsa a decir que sí cuando quieres decir no; culpa que les lleva a retractar un no y terminar diciendo que sí.

Sea cual sea la emoción de base, la acción es la misma: pasarnos a llevar por priorizar el bienestar, deseo o felicidad de otro. A costa de disminuir nuestra autoestima y hervir en una rabia volcada hacia dentro, que a la larga se transforma en depresión o en algún arrebato o estallido cuando la presión excesiva impide contenerla más en nuestro interior.

La razón: el miedo y la culpa de desagradar. Miedo que impulsa a decir que sí cuando quieres decir no; culpa que les lleva a retractar un no y terminar diciendo que sí.

Decir y sostener un no, es parte esencial de nuestro amor propio y autocuidado. Escucharnos a nosotras mismas y ser fieles a nuestro estómago es quizás uno de los grandes desafíos para nosotras las mujeres, ya que nuestra biología y educación tiende a empujarnos a dejar de lado estos mensajes de nuestro cerebro emocional e híper empatizar con los demás.

Y dado que, como saben, la educación en Inteligencia Emocional es una de mis grandes pasiones, les dejo otro de mis videos asociados a la serie de Netflix “13 Reasons Why”, que les puede ser de gran utilidad para hablar de la importancia de los límites a los más jóvenes.

Teniendo en cuenta que la adolescencia es en una etapa dónde desagradar a los demás y correr el riesgo de ser excluido socialmente, es el temor de la gran mayoría y la razón por la que terminan diciendo que sí, cuando quieren decir no.

 

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa