*


[Opinión] Los beneficios de confiar una cirugía plástica en las manos de una mujer

"Las cirujanas plásticas contamos con una ventaja intangible. En lugar de tratar de lograr el estándar de belleza, creo que tratamos de resaltar o recuperar esa belleza única que las hace especial"

Ekaterina TroncosoCirujana Plástica Certificada por la U. de Chile / www.dratroncoso.cl / info@ekaterinatroncoso.com

Por Biut

En el mundo de la cirugía la mujer ha tenido que ir ganando sus espacios. Recuerdo al ingresar a cirugía general (una especialidad que dura 3 años), que una profesora se me acercó y me dijo: “debes esforzarte mucho para demostrar que tú también eres confiable y capaz”. Y si bien tuve que esforzarme mucho en mi formación, agradezco a mis profesores de haberme dado las mismas oportunidades que a mis compañeros. Pero ¿es realmente necesario tener que demostrar que eres igual de buena? Un estudio publicado en el British Medical Journal en 2017 comparó la mortalidad y complicaciones de pacientes operados por cirujanos hombres y cirujanas mujeres en varios centros de Estados Unidos y Canadá, concluyendo que, sin importar el género de tu cirujano, los resultados son similares.

En cirugía plástica, afortunadamente, la presencia de la mujer está más normalizado. Sin embargo, en la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica, solo el 16 por ciento de los cirujanos plásticos son mujeres, lo que es curioso en vista que el 90 por ciento de los pacientes que se someten a una cirugía estética son mujeres.

Y esto es curioso porque los hombres y las mujeres tenemos visiones diferentes sobre la belleza femenina. En el 2014 la revista Time publicó un artículo muy controvertido en las redes sociales sobre la diferencia de la “mujer perfecta” entre hombres y mujeres. En una encuesta aplicada a 500 hombres y 500 mujeres se les pidió que diseñaran a la “mujer perfecta” y sorprendentemente los resultados fueron muy distintos.

Pero más allá de la idea que pueda tener la población general sobre la “mujer físicamente perfecta”, existen ciertos estándares o cánones de belleza establecidos, los que nos son inculcados durante nuestra formación como cirujanos plásticos, y a los que nos enseñaron a aspirar al operar a una paciente.

Sin embargo, he visto en mis colegas mujeres un cambio. Las mujeres podemos entendernos en un nivel más primitivo quizás, y podemos ver las características únicas que hacen a cada mujer diferentemente hermosa, y en lugar de tratar de lograr el estándar de belleza, creo que tratamos de resaltar o recuperar esa belleza única que las hace especial.

Esta sensación que las mujeres son más empáticas está estudiada. Se ha sugerido que la comunicación empática es un elemento crucial para entregar una atención de salud de alta calidad.  En un estudio brasileño publicado en el International Journal of Medical Education en 2016, sugiere que doctoras mujeres eran más empáticas que doctores hombres, y por lo tanto pueden entregar un tipo de cuidado médico diferente, basado en un mejor entendimiento de las experiencias y sentimientos de los pacientes. Resultados similares se han publicado en Inglaterra y Croacia.

Es por esto que pienso que las cirujanas plásticas mujeres contamos con una ventaja intangible y es que podemos entender a nuestras pacientes y ponernos en sus zapatos, porque a lo mejor estamos viviendo lo mismo que ellas.

No digo que operarse con una cirujana mujer sea mejor o peor, es solo diferente. Y la elección depende de lo que cada persona quiere lograr. Sin importar si te vas a realizar una cirugía estética con un cirujano plástico hombre o mujer, lo importante es que esté certificado por la Superintendencia de Salud con subespecialidad en Cirugía Plástica y Reparadora (una formación que toma entre 2 y 3 años más después de la especialidad de cirugía general y los 7 años de medicina).

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.