*


Myriam Hernández

Myriam Hernández confesó que vivió violencia psicológica en el pololeo: “Te enfermas, no te das cuenta”

La cantante confesó que a sus 22 años vivió un episodio de maltrato por parte de su pololo. 'Era celoso. Tenía una personalidad muy psicopática', aseguró.

Por Javiera Kessra

Myriam Hernández acaba de finalizar su participación como jurado en el programa ‘Yo Soy’. Y en este contexto, la intérprete visitó el programa ‘Una Nueva Mañana’ de Radio Cooperativa, donde habló del proyecto y de su próxima gira internacional que llevará por nombre ‘Soy mujer’.

Pero eso no fue todo, ya que la artista aprovechó la instancia para revelar un duro episodio que vivió a sus 22 años. “Viví el maltrato psicológico en un pololeo y por eso entiendo tanto a las mujeres y alzo mi voz para apoyar”, contó.

Myriam Hernández

Imagen: Captura Instagram @myriamhernandez

“Te enfermas, es como si tuvieras una venda, y aunque tu mejor amiga o tu madre llorando te pidan que termines esa relación, no te das cuenta. Tratas de pensar que a esa persona la vas a cambiar y que a lo mejor tuvo problemas cuando chico, de entender, empatizar”, relató la cantante que además recordó que esa ex pareja, no solo era celoso “Tenía una personalidad muy psicopática”, agregó.

Aunque la cantante no entró en detalles, sí compartió la manera en que logró finalizar esa relación. “Vi la luz (…) Me di cuenta cuando pasó algo grave, físico y pensé que podría perder la vida (…) Imagínate lo que podría pasar si vas en un auto, él manejando y algo te hace. Pensar que tienes que tratar de abrir la puerta para tirarte o te mueres ahogada”, dijo.

Myriam Hernández

Imagen: Captura Instagram @myriamhernandez

Hernández explicó que esta historia no la había compartido antes, porque “cuando uno va creciendo, te atreves a contar más cosas. Hoy soy una mujer, ¿qué puedo perder? Al contrario, puedo ayudar a muchas mujeres que me están escuchando y se sienten identificadas con mi música, y a lo mejor están viviendo algo que no cuentan. A ellas las invito a hablar y alejarse de eso porque es dañino”.

Por último, Myriam contó la manera en que le ha traspasado esto a su hija, aseverando que “siempre le recalco que tiene que pensar muy bien cuando elija un pololo, de darse cuenta que no empiece a mandarla. Alerta roja o amarilla cuando levante un poco el tono de voz o que te falten el respeto. Una vez que lo hagan, ya hay un mal indicio”, finalizó.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.