*


caro

Carolina Soto revela que sufrió trastornos alimenticios en su adolescencia: “Conocí una niña que falleció por bulimia y eso fue detonador para mí”

'Había una niña muy joven que había fallecido por un infarto a raíz de la bulimia. Nunca lo pude olvidar. La última vez que recaí fue a los 15 y nunca más', sentenció la cantante.

Por Javiera Kessra

No es sorpresa que muchas mujeres del mundo de la televisión se hayan visto expuesta a problemas por su peso. Y una de ellas fue Carolina Soto, quien este año se sometió a una cirugía de manga gástrica, al igual que Pamela Leiva lo hizo en su momento, perdieron más de 20 kilos.

La cantante fue una de las invitadas al programa Podemos Hablar, donde reveló que sufrió trastornos alimenticios en su adolescencia y contó el difícil momento que vivió a los 13 años, situación que nunca se había atrevido a revelar públicamente.

Carolina Soto

Imagen: Captura Podemos Hablar, Chilevisión.

“Yo siempre había sido muy rellenita cuando chica. Cuando partí cantando, estudiando música, en una escuela en Santiago, un día tuve una situación muy traumática”, comenzó su relato.

“Tenía como 13 años y el profesor a cargo de la academia me dice ‘o engordas 10 kilos y eres otra María Martha Serra Lima más, o adelgazas 10 kilos más y eres una Myriam Hernández. Pero así no. Fue un shock,  fue muy heavy”, continuó.

“Después de eso empecé a darle vueltas a esta situación, muy incómoda por supuesto, y tuve bulimia como a los 14 años. Mi familia no se dio cuenta porque yo lo ocultaba muy bien. Aparte, tuve papás muy mayores (…) Entonces, en casa no se hablaba de sexo, de drogas, menos de un trastorno alimenticio. Tuve que vivirlo un poco sola porque, cuando se desató todo esto, ya fue un tema familiar. Fui a los psicólogos que tenía que ir, fui al doctor”, contó.

Carolina Soto

Imagen: Captura Instagram @Carosotooficial

La ex Rojo confesó que la descubrieron “porque un día yo hice mis vómitos, lo que se hacía, y me cachó mi mamá (…) Inventé puras tonteras. Y, en el fondo, no me quedaba más que asumir cuando fui al doctor, al psicólogo, y sí pude salir adelante”, se sinceró.

“¿Y sabes por qué lo hice? Un día me invitaron a cantar a un velorio, y había una niña muy joven que había fallecido. Tenía como 23 años. Yo tenía 15, 16. Le había dado un infarto a raíz de la bulimia y eso fue un detonador para mí, para no volver a hacerlo. Nunca lo pude olvidar. Nunca se me olvidó ese día. La última vez que reincidí fue a los 15 años y nunca más lo volví a hacer”, culminó.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.