*


cold-1284028_640

Tejidos y abrigos: los cuidados que debes tener con tu ropa de invierno

Experta en el cuidado de prendas, comparte algunos trucos para lograr que chalecos y abrigos nos duren por varias temporadas, sin que se deformen o generen mal olor.

Por Francisca Quezada

Si hablamos de prendas difíciles de cuidar, sin duda, la ropa de invierno se lleva todos los premios. Y es que lavar y secar sus tejidos, telas o rellenos, puede convertirse en una verdadera odisea.

Por esto, conversamos con Marcela Carvajal, experta en cuidado de prendas de 5asec, quien nos explica que “lo primero que debemos hacer es respetar y fijarnos en las etiquetas y en los cuidados de limpieza específicos, según cada fibra”. 

Sin embargo, la experta asegura que hay que complementar  este cuidado con detalles que debemos fijarnos en casa para prolongar la vida de nuestras prendas. 

A continuación, comparte sus mejores tips para que los chalecos y abrigos nos duren varias temporadas invernales.

ropa invierno

¿Cómo lavar y secar chalecos y abrigos?

Chalecos

Marcela explica que para evitar que este tipo de prenda se deforme, especialmente las de lana, la clave está en que “el lavado sea con agua fría y jabón neutro. De la misma manera, esta prenda no debe ser exprimida ni restregada, ya que con este movimiento podrían generarse pelusas”.

En cuanto al secado, la especialista explica que “es imprescindible quitar el exceso de agua de forma delicada para luego estirar la prenda en posición vertical, es decir, sobre una superficie lisa y al aire libre, ya que al ser colgado y con el peso de la prenda mojada, se produce el estiramiento de la prenda y, por ende, la deformación. Este cuidado debe tenerse al guardarla en el closet también. En general se recomienda guardar doblada y sin mucho peso sobre el para evitar que pierda su textura”, asegura.

Abrigos

La especilialista dice que los abrigos son prendas muy delicadas, no sólo por su telas, sino también por su estructura “la cual debe ser lavada en seco o con las nueva tecnología de Wet Cleaning (lavado en húmedo)”.

Y para evitar que generen mal o olor o se deformen, recomienda “siempre después de usarla pasarle el saca pelusa, ventilarla y guardarla en un zipper de tnt, jamás plástico, hasta su próximo uso. El ziper plástico hace que la humedad se mantenga en el abrigo pudiendo dar cabida a la generación de microrganismos y mal olor”. Y agrega que  “otro consejo importante para el cuidado del abrigo, es colgarlo en un gancho de hombros anchos no los típicos delgados y evitar apretarlo  mucho en el closet para que no se deforme”, finaliza.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.