*


mujer-enojada

La verdadera razón de por qué las mujeres despiertan con peor genio que los hombres

Por Constanza Cortés /@lavecinacortes

Un estudio científico confirmó que la falta de sueño es la causa de nuestro mal humor por las mañanas, sin embargo hay formas de relajación, que si se realizan a diario, pueden ayudar a controlar esta situación.
Caras largas y pocas palabras. Esa es la radiografía que se puede sacar de la mayoría de las personas cuando comienzan el día. Y es que las mañanas son más difíciles, pero sobre todo para nosotras las mujeres, y más cuando nuestras parejas nos recriminan que tenemos mal genio. Sin embargo, la ciencia hoy nos apoya, pues nuestro mal humor matutino tiene una razón de peso y comprobado: no dormimos el tiempo suficiente para que nuestro cuerpo descanse como debe.

Esto lo detectó un grupo de investigadores de la Universidad de Carolina del Norte (EEUU), quienes descubrieron que las mujeres -por no dormir bien- tienen un mayor sufrimiento mental y físico que los hombres. Esto también tendría que ver con el crecimiento en la prevalencia de las enfermedades al corazón y depresiones en el sexo femenino, a nivel mundial.

“Encontramos que las mujeres tienen más depresión, enojo y hostilidad en las mañanas”, expresa el Dr. Breus, quien también explica que una siesta a medio día, de 25 minutos, ayudaría a controlar nuestros “habituales” cambios de humor.

Tips para acabar con el mal humor

El Instituto del Sueño de Gran Bretaña, aconseja que una buena forma de mejorar nuestro estado anímico en las mañanas es relajando nuestra mente. Para ello, hay que cerrar los ojos durante 20 minutos después de haber despertado, para evitar que el acercamiento con la rutina no sea tan traumático. De esta forma, el no pensar en nada ayudará la persona a meditar sobre sus actitudes, y así podrá continuar su día de forma más moderada.

Otro punto que te ayudará a ser una persona más grata cuando salga el sol, tiene que ver con adquirir un régimen de sueño. Simplemente, debes hacerte el hábito de acostarte temprano. Para eso, evita comer muy tarde y ver televisión hasta antes de cerrar los ojitos.

Siguiendo estos consejos notarás cómo te conviertes en un “dulce matutino”… los que más te lo agradecerán serán tu pareja y tus compañeros de trabajo.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.