*


desayuno22

Colaciones saludables para mantener una dieta balanceada en la oficina

Cereales, frutas y productos lácteos son algunos de los alimentos recomendados para consumir entre comidas.

Por Bárbara Martinez /@baarbaraelisa

Se acabaron las vacaciones y miles de personas deben volver a sus labores cotidianas. Lejos de los aperitivos playeros del verano, nos puede costar un poco regresar a la rutina, pero no podemos olvidar algo clave: debemos comer cada 3 o 4 otras. Es por esto que las colaciones son fundamentales, y en particular, saber qué colaciones son las adecuadas.

Muchas veces, los adultos salen de sus casas sin comer nada, y después se compran algo en el kiosko más cercano para comprarse una colación que suele ser, nada más ni nada menos, que comida chatarra, con exceso de azúcar y sodio. July Hes, nutricionista de la Clínica Bicenterario, dice que “por la mañana no todos amanecen con hambre, por lo que es bueno tomarse un yogur o una leche cultivada y llevarse el desayuno a la oficina para comerlo a media mañana. Lo importante  es que no pasen tantas horas entre las comidas“. Para que estés preparado y no corras al kiosko más cercano,  aquí te damos algunas ideas para que tus colaciones sean saludables.

Consejos de colaciones para que lleves al trabajo

Fruta: la fruta siempre va a ser una de las mejores colaciones que puedes comer durante tu día. Recuerda que no debes comer más de 4 frutas diarias, ya que cuando no haces deporte, la fruta se deposita en el cuerpo convirtiéndose en grasa. Otra forma de comer fruta es preparando un jugo de fruta natural, pero que sea sin azúcar.

Cereales: el arroz, el maíz y la avena, son excelentes alimentos para incluirlos como colación, y son buenos tanto para los niños como para los adultos. Es importante agregar,que al ser un alimento seco es un alimento concentrado y por lo tanto es alto en calorías. El tema está en saber elegir los cereales más adecuados y controlar la cantidad que se toman.

Productos lácteos: la leche, los quesos y los yogures nos proveen de proteínas y elementos minerales, como el calcio, y también nos aportan la grasa necesaria para asimilarlas vitaminas liposolubles, es decir vitaminas A, D, E, K y F.

Frutos secos: maní, nueces, almendras, pistachos son algunos de los frutos secos que puedes llevar de colación. Ingerir 140 g, equivalente a un puñado, de frutos secos disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares y a reduce el nivel del colesterol. Asimismo, también gracias a su contenido en vitaminas del grupo B, ayudan a aliviar la fatiga.

Pan integral: posee una alta cantidad de fibra dietética y aporta grandes beneficios a la salud. Este puede ser acompañado con jamón, quesillo, palta. Pero siempre, en raciones medidas.

Otra cosa importante que destaca la nutricionista July Hes, es que debe haber una planificación de las colaciones que quieren durante toda la semana e ir variando los alimentos. Esto quiere decir que hay que ir alternando entre frutas, lácteos, cereales y frutos secos a lo largo de la semana.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.