*


destacada

Tips para cuidar la flacidez y arrugas en el cuello

La piel del cuello, al igual que la del rostro, requiere de cuidados especiales para impedir la flacidez y arrugas. Aquí te contamos más sobre este tema.

Por Bárbara Martinez /@baarbaraelisa

El cuello y el escote suelen ser los eternos olvidados de las mujeres quienes deben saber que, al igual que las manos, son las partes del cuerpo que más revelan la edad de una persona. Estas áreas se deterioran por factores genéticos pero también por el paso del tiempo, provocando que una mujer aparente más años de los que tiene. La piel de esta zona requiere incluso más cuidados que la del rostro ya que es más fina y es más sensible.

El cuello carece de soporte óseo. La ausencia de fibras de colágeno, hace que la piel pierda elasticidad y se deshidrate con mayor facilidad.

“El cuello tiene una piel muy delgada en relación a la cara, a las manos, o a otras zonas del cuerpo, y por lo tanto es mucho más sensible e irritable, hay ciertos perfumes, colonias, y/o cremas anti arrugas que tienen productos químicos más potentes, que pueden irritar el cuello” señala María Soledad Aspillaga, dermatóloga de la Clínica Alemana.

En algunos casos aparecen los Anillos de Venus, que son arrugas horizontales y verticales que se generan por las posturas al dormir y por la flacidez. Pero, ¿Cómo se puede cuidar la piel del cuello de una forma efectiva?

La especialista asegura que para cuidar la piel del cuello debemos usar las mismas cremas hidratantes que ocupamos en el rostro, y también mucho bloqueador. Agrega además que “no es recomendable usar cremas anti arrugas porque son muy potentes y pueden tener sustancias que dañen la piel”.

El sol, puede ser un gran enemigo de esta zona tan delicada. La dermatóloga advierte que la gente usualmente no se pone bloqueador en el cuello, pero que es muy importante que lo hagamos, ya que al ser una zona muy sensible, puede provocar la aparición de manchas y que se adelgace aún más la piel.

Datos útiles para cuidar la piel del cuello

1. Aplica un chorro a presión de agua fría sobre la zona del cuello, después date un masaje suave con una esponja.

2. Un buen ejercicio para combatir con estas rayitas tan odiadas por nosotras, es pronunciar todas las vocales abriendo la boca lo más que puedas. Otro muy efectivo también es sacar la lengua y tratar de tocarse la punta de la nariz.

3. También puedes aplicar una buena dosis de miel sobre la zona, dejar actuar durante 20 minutos y lavar con agua fría. Aprovecha las propiedades hidratantes de este alimento para combatir la pérdida de firmeza.

4. Mantener una buena postura es muy importante. Los especialistas siempre recomiendan mantener estar siempre derechos para evitar problemas a largo plazo en la columna. Pero esto también sirve para evitar la aparición de arrugas en el cuello, ya que si constantemente estamos mirando para abajo, los anillos de venus saldrán más temprano que tarde.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.