*


destacada

Mitos y verdades: Lo que debes saber sobre la lactancia materna

A propósito de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, varios expertos explican los beneficios del amamantamiento para la madre y su bebé. Y además derriban algunos mitos relacionados a este tema.

Por Francisca Quezada

Durante los primero días de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna, donde se busca promover que las mujeres que se han convertido en madre amamanten a sus hijos exclusivamente con leche materna hasta los 6 y 12 meses.

lactancia

Imagen: Gentileza Pixabay.com

El Doctor Miguel Ángel Saavedra, pediatra de Clínica Vespucio, dice que “lo óptimo es el que bebé se alimente exclusivamente de leche materna hasta los seis meses de vida. Posteriormente, y hasta los dos años, se recomienda que la alimentación sea tanto de leche materna como de otros alimentos sólidos”.

BENEFICIOS DE LA LACTANCIA PARA LA MADRE Y SU HIJO

Según el doctor Saavedra, estos son algunos de los beneficios de la lactancia para las madres:

– Ayuda en la recuperación del peso ya que se queman más calorías.
– Juega un rol protector para el cáncer de mamas y de ovarios.
– Permite afianzar los lazos con el bebé.
– Inhibe la ovulación, lo que ayuda a prolongar el tiempo entre un embarazo y otro.

lactancia

Imagen: Gentileza Pixabay.com

Mientras que María Eloina Fernández, nutricionista y docente de la Universidad San Sebastián, agrega que entre los múltiples beneficios de la lactancia materna para el bebé destacan:

–  El aporte de todos los macro y micronutrientes necesarios para un adecuado crecimiento y desarrollo.
– Contribuye con mayor efectividad al desarrollo físico y mental.
– Mantiene en óptimas condiciones el sistema inmunológico aumentando la protección y disminuyendo la frecuencia y severidad de la infecciones y trastornos alérgicos durante el primer año de vida.
– Promueve patrones afectivos y emocionales más educados, y favorece el mejor desarrollo dento maxilar y facial.

NUEVE MITOS Y VERDADES DE LA LACTANCIA MATERNA

lactancia

Imagen: Gentileza Pixabay.com

1. Si se interrumpe la lactancia no se puede volver a amamantar

FALSO.  Según Ximena Mardones, matrona de Clínica Bicentenario, sí es posible volver a amamantar.“Existen medicamentos para estimular producción, estimular succión al pecho directo o con suplementadores”.

2. La malta con huevo aumenta el volumen de leche

VERDADERO. Según Stefanie Chalmers, docente de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico, la “malta original no contiene alcohol y aporta además vitaminas del complejo B, lo que sumado al aporte nutritivo del huevo, es un importante promotor de una leche nutritiva y abundante”. Y agrega que incluso la cerveza sin alcohol “puede tener un impacto positivo en la calidad de la leche, ya que sería capaz de aumentar la capacidad antioxidante de la misma, sin ofrecer elementos tóxicos como las bebidas alcohólicas”.

lactancia

Imagen: Gentileza Pixabay.com

3. Las mujeres con pecho pequeño no pueden amamantar.

FALSO. La matrona de Clínica Bicentenario dice que “el tamaño de las mamas no influye en la capacidad de amamantar. La fisiología de la glándula mamaria es la que determina esta capacidad”.

4. Los alimentos que come la madre le dan sabor a la leche materna.

VERDADERO. “Parte de los compuestos químicos que dan sabor a los alimentos pueden llegar a formar parte de la leche materna. Sin embargo, el impacto sobre su sabor es sutil y no influye en la ingesta del lactante, por lo que en lugar de evitarlos, debe comprenderse y asumirse como la primera etapa de educación alimentaria del lactante, donde éste aprende a habituarse y a aceptar la variedad”, explica Chalmers.

lactancia

Imagen: Gentilieza Pixabay.com

5. No todas las mujeres producen leche de buena calidad.

FALSO. Mardones explica que todas las madres producen leches que contiene proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, enzimas e inmunoglobulinas, entre otros. Pero lo que varía es, “el volumen de leche que produce cada una, lo que está determinado por las características de la glándula mamaria, la liberación de hormona prolactina y ocitocina, y la succión del niño”, explica.

6. Las dietas perjudican la producción de leche.

VERDADERO. La experta en nutrición dice que, “realizar un régimen hipocalórico durante la lactancia podría llegar ser perjudicial y afectar la producción de leche materna. La misma producción de leche genera un aumento en el gasto energético y, con esto, la utilización de los depósitos de tejido adiposo acumulados durante el embarazo”.

7. No todas las mujeres producen leche suficiente para satisfacer el bebé.

FALSO. Lo que generalmente ocurre es que se esté aplicando una mala técnica a la hora de amamantar al bebé. Según la matrona, “cada madre produce la cantidad necesaria de leche requerida por su bebé. Una mala técnica de lactancia repercute en el no vaciamiento de leche, por ende, estas disminuyen su producción láctea”. Y advierte que es importante saber que “es el niño quién regula la producción de leche con su succión”, explica.

lactancia

Imagen: Gentileza Pixabay.com

8. Las madres en etapa de lactancia deben tomar mucha agua.

VERDADERO. El consumo de agua normal es de 8 a 10 vasos de agua diario. Pero Stefanie explica que, “la producción de leche requiere de una ingesta más abundante de agua. Por lo que a la recomendación habitual se deben adicionar 800 cc al día en períodos de lactancia materna exclusiva, y 600 cc adicionales al día cuando el lactante inicia la alimentación complementaria”.

9. Si la madre está enojada o asustada no debe dar leche en ese momento.

VERDADERO. “Estas dos condiciones emocionales no favorecen la producción adecuada de leche materna. Es necesario estar en un entorno tranquilo, además del estado emocional y mental pleno de la madre para la lactancia”, asegura Ximena.

TIPS PARA AMAMANTAR CORRECTAMENTE

Imagen: Gentileza Pixabay.com

Para que el amamantamiento sea exitoso la OMS y la UNICEF aconsejan:

– Iniciar el amamantamiento durante la primera hora de vida.
– Practicar el amamantamiento exclusivo, es decir, proporcionar al lactante únicamente leche materna, sin otros alimentos o bebidas, ni siquiera agua.
Dar pecho cuando el niño lo reclame, ya sea de día o de noche. A mayor número de tomas, mayor producción de leche materna.
– No utilizar mamaderas o chupetes.
– Durante el momento del amamantamiento buscar un lugar tranquilo, tibio y agradable.

Cuatro alimentos prohibidos para embarazadas – Biut
Diez maneras de generar apego con tus hijos – Biut

ANUNCIOS

COMENTAR