*


sylvia portada

Psicóloga Sylvia Langford: “Si crías a niños a los que todo les llega fácil, ¿cómo les dices que tienen que trabajar por lo que quieren en la vida?”

La autora de “Upss, formé un mamón” será parte del nuevo espacio de CHV “Inspiradores” donde, a través de una charla, explicará parte del famoso método Langford de crianza.

Por Soledad Reyes

Lleva harto tiempo recorriendo Chile y el mundo, enseñando y haciendo charlas. Sylvia Langford es la mujer detrás del famoso método Langford, el cual reflexiona sobre la coherencia de los adultos para educar las emociones de niños y jóvenes y trabaja en la formación humana de los más pequeños para que sean protagonistas de su vida, a través de valores y hábitos como la autonomía, la voluntad y el respeto.

Por eso, no es de extrañar que Sylvia haya sido reclutada por el nuevo programa de CHV “Inspiradores”, donde 18 personas entregarán sus mejores consejos y tips para cambiar el mundo y alcanzar las metas que nos hemos propuesto.

“Entregué mi charla a CHV porque pienso que tengo una responsabilidad con esto. Por eso la ajustamos a los 45 minutos del programa, pero es lo mismo que yo he planteado siempre: un diálogo con mucho ejemplo, mucha risa y que después termina en reflexiones donde intentamos entregar herramientas concretas para los papás. De esa forma podemos cambiarle la vida a una familia”, cuenta esta psicóloga británica cuyo sistema ganó incluso el reconocimiento de la Unesco como Educación para la Paz.

¿De qué se trata el método Langford y por qué en tus textos hablas tanto de los hijos mamones?

Mira, lo primero que hay que decir es que no hay que confundir a un hijo regalón con uno mamón. El mamón es aquel niño al que le hicimos todo cuando chico para que no sufriera, para que la vida fuera fácil. Y hoy tiene quince años y no sabe hacer nada solo.

El libro de Sylvia fue todo un éxito de ventas.

El libro de Sylvia fue todo un éxito de ventas.

¿Cómo habría que hacerlo para no criar un mamón?

Lo principal son los límites. Por ejemplo, un niño llora y tú identificas por qué. Pero después algo pasa que dejas de lado el instinto y piensas que dejando al niño libre va a ser más feliz. Y es peor, porque ese niño que no tiene límites siente que no tiene vida, que no logra nada, que no es capaz. Las mamás han perdido eso el instinto materno es la fórmula mágica. Y algo pasó que nos fuimos a lo rápido, fácil y entretenido y nos olvidamos de educar a los niños. Nos fuimos perdiendo.

En ese sentido, ¿cómo aconsejas poner esos límites?

La verdad es que lo primordial es entender que el  padre es un líder y tiene que ser coherente con lo que dice. Si pone una hora, que sea firme con la hora. Si da una responsabilidad también. Hoy vivimos en  una sociedad muy bipolar. Tenemos un adulto que primero abraza, negocia y después viene el descontrol, el grito, la amenaza y el castigo. Y después se siente culpable y vuelve a los cariños. Eso es terrible para un niño, porque por un lado tiene este adulto súper cariñoso y después este monstruo que aparece.

¿Y qué pasa cuando hacen pataletas, por ejemplo?

Yo soy una convencida de que la pataleta existe porque le resulta, porque el adulto no es coherente, entonces cede.  Yo haría la pregunta de por qué le funciona a un niño. Que se revisen los padres, porque cuando uno escucha a una mamá decir que el hijo la manipula, significa que ella es manipulable. Y es su responsabilidad arreglar eso.

¿Cómo habría que hacerlo entonces, hay alguna guía o reglas?

Mira, si tu crías a niños a los que todo les llega fácil, como les dices después que tienen que trabajar por lo que quieren en la vida. Terminan creyendo que todo les va a llegar por suerte. Y muchas de las cosas que les pasa después de adultos, la depresión y frustración, es por eso. En cambio, cuando tú le entregas buenos hábitos el niño siente que es capaz, se transforma en protagonista y los padres quedan sólo como observadores. Le entregas herramientas para ser autosuficiente.

¿Y cómo lo hiciste tú con tus hijos?

Una de las preguntas que me hice fue qué hijos quiero. Yo nunca hice sus tareas ni tomé decisiones que ellos tenían que tomar. Con eso logré que, ahora de adultos, ellos opten por las cosas solos. Acá hay que entender que no existen los hijos perfectos. Yo creo que hay que decirles a las mamás que son las mejores del mundo para sus hijos. Y que se pregunten qué quieren para ellos. Ese es el mejor ejercicio.

Pediatra Carlos González: “Dar el pecho más de dos años es simplemente lo normal” – Biut.cl

Es todo un referente a la hora de hablar sobre temas de apego, lactancia y crianza natural. El reconocido pediatra español, Carlos González , que cuenta con una serie de bestsellers de su autoría, entre los que destacan “Bésame mucho” y “Mi niño no come”, visita por tercera vez nuestro país en el marco de una serie de charlas sobre crianza que dictará en varias regiones a lo largo de Chile.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.