*


Imagen de archivo

Trastorno del espectro autista: Todo lo que debes saber sobre niños TEA

El trastorno del espectro autista es una condición neurológica que comienza a manifestarse desde que somos bebés y acompaña durante toda la vida. No es una enfermedad, es una condición.

Por Francisca Quezada

La noticia de una mujer que ofreció su ayuda a una madre que intentaba contener a su hijo con Trastorno de espectro autista (TEA) en medio de una crisis en el Metro, conmovió a varios. No solo por el acto casi heroico de la mujer, que entre toda esa gente fue la única que demostró empatía con la situación, si no que develó el gran desconocimiento que existe sobre personas con esta condición neurológica.

Por esto conversamos con Varinia Signorelli, psicóloga infanto-juvenil & Femenina  y directora de SuperMadre. Revisa la entrevista a continuación:

1. ¿Qué es el Trastorno del espectro autista?

El trastorno del espectro autista es una condición neurológica que comienza a manifestarse desde que somos bebés y acompaña durante toda la vida. No es una enfermedad, es una condición. Su origen es multifactorial, esto quiere decir que hay factores genéticos que lo impulsan y factores ambientales que propician el desarrollo cerebral con esta condición.

2. ¿Qué diferencia existe entre TEA, Arperger y Trastorno general del desarrollo?

Dentro del espectro autista, que se llama espectro porque es muy amplio y hay manifestaciones más notorias y otras menos notorias, encontramos el Sindrome de Asperger y el Trastorno generalizado del desarrollo. A veces se les llama como estos últimos pero están todos dentro del espectro autista.

Cada persona TEA es diferente, tiene necesidades específicas y manifestaciones distintas. A algunas personas se les notará más y a otras menos. A veces a los niños se les nota más porque de grandes estamos más acoplados o porque sabemos cómo comportarnos porque hemos recibido terapia o ayuda.

Imagen de archivo

Imagen de archivo

3. ¿Cuáles son las principales características del TEA?

Las características que se observan en el TEA son tres fundamentalmente: intereses restringidos o repetitivos, dificultad en la interacción social y dificultades en la comunicación.

Pero como cada persona es distinta, cada persona con TEA también lo es, por lo tanto podemos sumar algunas otras características a estas tres basales. A veces dicen que las personas TEA viven en su propio mundo, pero la verdad es que viven en nuestro mismo mundo solo que prestan atención y procesamos la información de otra manera entonces pareciera como que no estamos conectados con los neurotípicos, pero es eso no es así. De hecho antiguamente se creía que no les interesa conectarse con el otro, pero la verdad es que a muchos sí les interesa pero no saben cómo, entonces parecen indiferentes o se ajustan poco a lo esperado mostrando un comportamiento bizarro en algunas ocasiones.

4. ¿Qué diferencia a los niños TEA de los otros niños?

Los niños TEA registran el mundo diferente a los otros niños, eso fundamentalmente porque los sentidos están censando distinto los estímulos. Por ejemplo, para un niño neurotípico un abrazo puede ser algo rico y placentero. Un niño TEA por ejemplo puede sentirlo molesto porque su piel es muy sensible y no le gusta la presión en ella. O por el contrario necesita un abrazo mas fuerte para sentirlo porque su registro de la presión es mas tenue, entonces abraza más apretado y eso parece torpe. De la misma manera algunos niños TEA registran el ruido diferente y pueden llegar a asustarse mucho con un ruido que un a neurotípico le parece como normal. Pasa también que le cuesta filtrar los ruidos entonces todos los ruidos parecen aparecer al mismo tiempo: la micro a lo lejos, la mamá que me habla, el taladro de la esquina, por lo tanto eso es abrumante y puede asustar a un niño. Así también el movimiento, muchos niños TEA les gusta moverse para sentir su cuerpo y eso hace que estén poco tiempo sentados, otros niños TEA prefieren estar tranquilos. La mayoría de los niños TEA requieren una rutina clara y les cuesta mucho flexibilizar por esta misma razón.

5. Si no se trata de una enfermedad ¿por qué lo niños TEA requieren de terapia?

Los niños TEA requieren fundamentalmente terapia de integración sensorial para poder percibir el mundo de una manera más amigable y poder disfrutar de las actividades que más les gusta. El diagnostico precoz, ojalá dentro de los tres primeros años de vida es fundamental, porque el cerebro es más plástico y responde mejor a la terapia. Los niños TEA necesitan terapia fonoaudiológica y psicológica para incluirse mejor en un mundo neurotípico.

Conoce más detalles a continuación:

Imagen destacada: Archivo

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.