*


padres portada

¿Cómo deben enfrentar las vacaciones los padres separados?

Las vacaciones de verano de un niño pueden transformarse completamente cuando los padres están separados. Experta entrega consejos para enfrentar esta situación.

Por Tamara Arriola

Las vacaciones son el momento del año más esperados por los niños. Es donde se despegan de la rutina para disfrutar de un momento de libertad con amigos y familia. Pero estos momentos se pueden ver afectados cuando el niño tiene padres separados.

Esta situación puede empeorar aún más cuando los padres están viviendo la primera etapa de la separación, ya que tanto los padres como el niño no saben cómo actuar frente a este nuevo escenario. ¿Cómo evitar que las vacaciones se transformen en un conflicto para los padres y para el niño?

La docente de la carrera de Trabajo Social de la Universidad del Pacífico y especialista en resolución de conflictos y mediación familiar, Susana Arancibia, explica que lo más importante es que el niño no sienta un cambio tan brusco en su vida “En otras palabras, los adultos deben propiciar que el divorcio tenga el menor impacto posible en la vida de sus hijos y las vacaciones son una parte importante de aquello”, plantea la experta.

Creado por Onlyyouqj - Freepik.com

Creado por Onlyyouqj – Freepik.com

Susana indica que lo primordial en esta situación es el niño, por lo tanto, los padres tienen que saber llegar a acuerdos que los beneficie tanto a ellos como al hijo, además de siempre prestar atención y oído a lo que él esté sintiendo al respecto.

Dejar claro a los niños la situación que se está viviendo y ser realistas para no crear expectativas en ellos, es otro punto que hay que tener en cuenta. “Es muy importante que cada uno de los padres pueda conversar con sus hijos para explorar y delimitar el nivel de expectativas, estableciendo criterios de realidad, ya que éste puede ser el primer punto de desencanto y desencuentro entre adultos y niños”, señala la especialista.

Junto con lo anterior también hay que aclararle a los niños el panorama al que se enfrentaran en sus vacaciones como: lugar donde irán, la fecha de regreso a casa y posibles modificaciones, para que no se desilusionen en caso de que haya cambios. “Además, ésta es una muy buena instancia para enseñar, en la práctica, a nuestros hijos a tener una actitud positiva frente a los distintos eventos que les toca vivir y aprender a disfrutar de la compañía del otro, sin importar el lugar en que se encuentren. Significa valorar el hecho de estar juntos”, declara la experta.

Creado por Jcomp - Freepik.com

Creado por Jcomp – Freepik.com

Es muy común que el niño, durante sus vacaciones, extrañe a el padre o madre que no está con él. Es por esto que hay que tranquilizarlos señalandoles que está bien. “Debemos disminuir los sentimientos de angustia y culpabilidad que pueden llegar a sentir por dejar a uno de sus padres ‘solo’. En tal sentido, ambos padres deben hacer un esfuerzo conjunto en beneficio de sus niños”, indica Susana.

A pesar de que los padres realicen todo lo posible para que el niño se desconcentre y pase una vacaciones felices, puede ocurrir que se sienta triste frente a este nuevo escenario que está viviendo. En este caso, es bueno escucharlo desahogandose, tanto el niño como el padre deben asumir que son unas vacaciones distintas, pero no por eso malas.

“Esto se constituirá en un aprendizaje colectivo, entendiendo que en la vida siempre suceden eventos que no podemos cambiar. Sin embargo, la forma en que los enfrentemos, la actitud que tengamos frente a ellos, será el verdadero éxito o fracaso de nuestra existencia y ése es el mejor regalo que les podemos ofrecer en las vacaciones a nuestros hijos”, concluye Arancibia.

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa