*


mudadores

El justo reclamo de un padre que se hizo viral: “¿Por qué no tengo derecho a mudar a mi hijo en un baño de hombres?

Nelson Ormeño denunció a través de su cuenta de Facebook la discriminación que sintió al no encontrar mudadores en el baño de hombres en un centro comercial de la capital.

Por Javiera Kessra

Muchos hombres, de las nuevas generaciones sobre todo, han comprendido la importancia de tener un rol activo en lo que respecta la crianza de los hijos y de compartir las tareas con nosotras las mujeres.

Sin embargo, al igual que las mujeres, chocan con ciertas estructuras socio-culturales que les impiden ejercer con naturalidad su rol de padre, sintiéndose muchas veces discriminados.

Bien lo sabe Nelson Ormeño, un padre que a través de su cuenta de Facebook denunció la discriminación que sintió cuando se vió en la necesidad de cambiarle el pañal a su hijo, mientras paseaba en un centro comercial de la ciudad y darse cuenta que no habían mudadores en el baño de hombres.

“Al llegar al baño tenía tres opciones, baño niños, hombres y mujeres. Entro al de niños pensando encontrar mudadores, para mi sorpresa no había; en consecuencia, me dirijo al de hombres, y adivinen, no había mudadores. Afortunadamente, había un señor que limpiaba el baño y que se encontraba en el lugar, ¿dónde hay mudadores?, le pregunto. Con un rostro algo choreado me dice, en el de mujeres”, señaló el hombre.

El autor del mensaje, que ha sido compartido más de 13 mil veces y acumula más de 18 mil reacciones, pensó en esperar a su esposa, pero al no tener certeza de cuánto iba a tardar, decidió entrar al baño de mujeres, luego de su tercer intento.

“Me sentí discriminado, por primera vez ¿Por qué por ser hombre no tengo derecho a mudar a mi hijo en un baño de hombres? ¿Por qué me tengo que sentir incómodo en hacer algo que es muy natural y lógica tarea que deben realizar ambos padres?”, agregó.

Tras ello, dijo que, mientras él mudaba a Mateo, una señora lo felicitó por el acto que estaba realizando, a lo que él agradeció pero después pensó “¿por qué deben felicitarme? Si es mi deber, mi labor de padre, es algo absolutamente normal”.

Ormeño reflexionó sobre esta situación y mostró su empatía por las miles de mujeres que se sienten de esa manera en el día a día, “por este país machista”, añadió. Además de compartir su sentimiento por generar la igualdad de género, derechos, deberes y responsabilidades.

Al salir del baño de mujeres, se percató que en la puerta había una imagen que indicaba una mujer mudando a un menor, la cual usó para graficar su molestia y expresar que aún falta mucho para generar un cambio cultural, aunque espera que las generaciones futuras sean más feministas, para que así prontamente existan mudadores en los baños de hombre.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.