*


retrato-madre-reganando-su-hija-mesa-su-nina-llorando_38678-1759

¿Tu hij@ muerde o golpea? Revisa siete claves para manejar las conductas agresivas de los niños

Una especialista explica por qué es importante evitar castigos, golpes y gritos para corregir las conductas agresivas de los niños y cómo hacerlo de otra forma.

Por Javiera Kessra

Patear, golpear o morder, son algunas de las señales que indican de que tu hij@ está teniendo conductas agresivas.

Sin embargo, es importante entender que entre el primer y tercer año, es esperable que tengan este tipo de conductas, básicamente porque no entienden las reglas sociales, les falta desarrollar el lenguaje y los mecanismos para resolver sus frustraciones de otra manera. Además, no son conscientes de cómo sus actos influyen en la otra persona.

Según explica la pedagoga Karen Zaltzman en el sitio de maternidad Narun Xadul, las razones que pueden hacer que un niño tienda a golpear es que, “en esta etapa aún no cuentan con muchas herramientas para comunicarse. No entienden que sus acciones afectan a los otros y sólo buscan satisfacer sus propios objetivo. Además en esta etapa,  la energía de frustración como la de emoción o alegría, tienden a irse a la boca y las manos”.

agresivas

Imagen gentileza: Freepik

¿Cómo deben actuar los padres?

Aunque este tipo de conductas son normales y propias del desarrollo de los niños, muchos padres se preocupan por no saber cómo manejarlo. “La conducta de tus hijos siempre está buscando comunicar algo, no le vas a dar el mismo manejo si te muerde porque está emocionado, o si te pega porque le quitaste algo que él quería”, aclara Zaltzman en el mismo sitio.

Por esto, la especialista en pedagogía explica a continuación qué debes hacer cuando tu hijo tenga estas actitudes.

1. Entiende y da nombre a lo que generó la agresión. “Tu querías la pelota de Pablo” Recuerda que siempre las agresiones buscan comunicar algo.

2. Pon límites claro y firmes, pero con un tono de voz neutral. “No puedes pegarle”, recuerda que si gritas o reaccionas de manera exagerada, le va a parecer una conducta interesante y muchas veces la repetirá.

3. Dale una alternativa para que pueda lograr lo que quiere sin lastimar. “Si quieres la pelota dile a Pablo: ¿me la prestas?”

4. Evita los juegos bruscos con ello, porque tienden a generalizar la conducta.

5. Utiliza el juego y el humor para descargar emociones fuertes y que no acaben en golpes.

agresivas

Imagen gentileza: Freepik

6.  Si muerden a tu hijo o tu hijo muerde, es importante mantener la calma y explicarles que eso no se hace. Evita las reacciones fuertes para corregir la conducta, recuerda que la violencia genera más violencia, utiliza un tono de voz firme y neutral.

7. El cansancio y el hambre pueden ser factores detonantes importantes. Preocúpate de generar hábitos en los niños para que sepan qué es lo que viene.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.