*


linda-chica-pupila-asiatica-mochila-sosteniendo-su-mano-madre-e-ir-escuela_7186-1995

¿Cómo contener a los niños que van por primera vez al jardín o colegio?

Muchas veces ingresar a la etapa escolar puede generar un estrés psicosocial en los niños. Por eso es importante que los padres sepan manejar la situación y acá te contamos cómo.

Por Biut y Agencias

El primer día de clases es algo que genera bastante ansiedad y temor a los niños y sus padres. Sin embargo, cada niño es distinto y cómo vivan la transición a esta nueva etapa dependerá de las circunstancias y la personalidad de cada uno.

“Esta experiencia puede no ser tan ajena para los menores dependiendo de si han tenido experiencias anteriores en que han quedado sistemáticamente bajo el cuidado de personas extrafamiliares. En caso de que el niño no haya tenido la suficiente exposición a quedar bajo el cuidado de otros adultos ajenos a sus padres, puede ser más lento el proceso de socialización escolar”, indica Roberto Chao, psicólogo infantil de IntegraMédica, parte de Bupa.

Sin embargo, el especialista es enfático en señalar que “todos los niños logran adaptarse, debido a que los humanos somos seres interpersonales en que la sobrevivencia de nuestra especie está basada en vivir en relación con otras personas”, por lo que a pesar del malestar de los primeros días, el comportamiento del niño debería estabilizarse con el pasar del tiempo.

Imagen: Gentileza Freepik.com

Imagen: Gentileza Freepik.com

¿Cómo los padres pueden acompañar este proceso?

Para los padres, el primer día de colegio también es una experiencia novedosa, por lo tanto es normal sentir preocupación y temor, hasta que conozcan el entorno en que estará su hijo, como también a las personas que los cuidarán y educarán.

“Una buena forma que facilita la adaptación del niño a su inicio de la vida escolar, es que los padres estén felices y tranquilos con el proceso, y que también estén abiertos a esta experiencia, confiando en que es algo normal”, recomienda el psicólogo.

Además, el especialista entrega consejos para que los padres estén más tranquilos a la hora de enfrentar este proceso:

Imagen: Gentileza Freepik.com

Imagen: Gentileza Freepik.com

– Si el menor se angustia es parte de la vida y como padres deben saber que no lo van a dañar, sino que le van a enseñar a tolerar o a buscar una solución como familia.

– Es favorecedor que los padres le muestren al niño que todos en la casa tienen actividades que hacer, como trabajar, realizar labores domésticas y estudiar, y que él o ella también la tendrá, al igual que todos los niños de su edad.

Confiar en los educadores, ya que están entrenados y tienen experiencia en abordar este proceso, por lo tanto es importante apoyarse en ellos y seguir sus indicaciones.

– En el primer día de clases los papás entran a la sala a dejar a los niños para demostrarles que ellos están tácitamente validando  a los educadores como personas confiables. Ese proceso es implícito y ocurre en la lectura que hace el niño de los signos no verbales de sus padres. Cuando para los padres es muy amenazante dejar a sus hijos en el colegio, puede traer dificultades en la adaptación de sus hijos, por lo mismo es muy importante confiar en los educadores.

Imagen: Gentileza Freepik.com

Imagen: Gentileza Freepik.com

Señales de alerta

El experto señala que hay un porcentaje de niños que presentan dificultad para entrar a la sala de clases en los días sucesivos al primer día, especialmente en el momento que deben separarse de sus padres, que es esperable que incluso se extienda hasta finalizar la segunda semana de clases. Sin embargo, hay algunas señales que nos pueden indicar que el niño no está viviendo el proceso de forma positiva:

– Cuando la dificultad para entrar a clases y separarse de los padres persiste más allá de tres semanas, es recomendable hablar con la educadora y pedirle su opinión, ya que la mayoría de los niños, una vez que los padres abandonan la sala de clases, prontamente logran calmarse y continuar sin dificultades la jornada.

– Cuando esa situación no ocurre y el niño sigue tenso y aislado durante la jornada, es recomendable pedir ayuda para saber que podría estar ocurriendo.

– En caso de que la educadora perciba más dificultades de las que el colegio está en condiciones de manejar, derivará a psicólogo infantil.

Con estos consejos, tanto los niños como los padres, podrán disfrutar de esta experiencia que marcará el comienzo de una nueva y enriquecedora etapa en la vida de los más pequeños.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.