*


[Columna] La carta de un hijo a sus padres

"Yo entiendo que ustedes tienen una forma particular de ver la vida, donde las frustraciones, los miedos y la ansiedad los invaden, pero los necesito felices".

MARCELO ABARCA M@MARCELO.PSICOTERAPIA MASTER REIKI COACH HUMANISTA

Por Biut

Estoy aquí porque el universo así lo quiso, porque debo contribuir al desarrollo de la consciencia y de nuestras historias. Así confiaron en ustedes para que me enseñaran y protegieran. Doy gracias por eso. Sin embargo, hay veces que no me he sentido deseado, pues yo nací ingenuo, sin saber qué me esperaba. Quiero que me hagan sentir que no fui un error. Yo entiendo que ustedes tienen una forma particular de ver la vida, donde las frustraciones, los miedos y la ansiedad los invaden, pero los necesito felices.

Quiero aprender a no pedir amor, sino que a amar profundamente, quizás corrigiendo estructuras de nuestros ancestros, porque de ellos también soy parte y necesito contribuir a superar los traumas que provocaron. Quiero que me enseñen a ser libre, para que nadie me etiquete o me imponga sus ideas que no corresponden a mi autenticidad y a los valores de mi integridad.

Quiero que entiendan que en mi alma existe la necesidad de explorar, investigar, observar, escuchar, conocer, preguntar, preguntar y preguntar para aprender. No para hacerles la vida más difícil, sino que para cultivar una mente y actitud crítica en las experiencias que voy alcanzando.

Quiero que me enseñen a no apegarme a nada material, a no consumir lo que no necesito, porque de esta forma podré tener siempre espacio para lo nuevo, lo útil y lo bello. Así podré contemplar mi interior y cuidar mi cuerpo, la casa, la ciudad, el planeta y el universo.

Siento una gran gratitud por lo que el universo nos ha entregado y tengo Derecho a Padres Felices. Cada día que despierto me encuentro con ustedes y siento un amor profundo que a veces me cuesta expresar, porque estoy aprendiendo. Quiero contribuir a la felicidad pero no me compensen con regalos por sus frustraciones de infancia, no existen las carencias si me siento amado e incluido en el plan familiar. Quiero compartir, colaborar y ser solidario, quiero que me hagan reír y yo a ustedes.

La semilla de amor que pusieron en mí también les pertenece y soy parte de ustedes, si ustedes sufren yo aprendo a sufrir; si lloran aprenderé a llorar; si me manipulan aprendo a manipular; si me mienten yo aprenderé a mentir. Sin embargo, si me aman yo aprendo a amar y es la base de cada acción que influye en mi existencia.

Pongan atención en mis acciones, a veces hago tonteras sólo para llamarles la atención. Cuando quieran que haga algo, necesito que estén de acuerdo, sólo me confunden cuando no saben qué decirme.

¿Se acuerdan lo que significaba mirar a sus papás como gigantes cuando los retaban? Así los veo yo y me asustan. Puedo equivocarme muchas veces y es porque estoy aprendiendo, ayúdenme a hacerlo mejor.

Ayúdenme cuando tengo miedo, sus abrazos me hacen sentir seguro. Muéstrenme lugares del mundo y no me suelten la mano, porque siento que voy a perderme y no los veré nunca más. Recuerden que soy un niño y no un adulto pequeño, estoy aprendiendo y sólo quiero amarlos.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.