*


adolescentes

Resilencia: ¿Cómo ayudar a los adolescentes a desarrollarla?

La resiliencia es la capacidad que tiene una persona para superar y sobreponerse a circunstancias traumáticas o adversidades de la vida.

Por Francisca Quezada

Los padres pueden ser un factor determinante para que sus hijos desarrollen esta cualidad y así puedan superar situaciones traumáticas, retos y pérdidas.

Conversamos sobre esto con la psicóloga especialista en adolescencia, Carolina Reyes Cristi,  quien compartió con Biut algunos consejos para ayudar a los adolescentes a desarrollar la resiliencia.

Según la especialista, existen dos grandes elementos que inciden en la construcción de la resiliencia: los factores individuales y los factores sociales.

adolescentes

Con respecto a los factores individuales, la psicóloga explica que “hay personas que tienen innatamente un buen sentido del humor, son más creativas, suelen ser muy positivos con respecto a la visión de la vida o respecto a la solución de las crisis, personas que tienen iniciativa y  muchas habilidades para vincularse con los otros”.

Mientras que en relación a los factores sociales, la especialista señala que “los grupos sociales con los que interactuamos tienen una especial importancia, por ejemplo, la presencia de un ambiente familiar cálido y pacífico, una situación económica que permita solventar las necesidades de la familia, un establecimiento escolar donde prima la buena convivencia y un grupo de pares donde las normas que se establecen son nutritivas”.

¿Cómo ayudar a desarrollar la resiliencia en tus hijos adolescentes?

1- Ser explícito en la comunicación del afecto, del apoyo y del amor:

Es un hecho que en la  etapa de la adolescencia, los hijos comienzan a alejarse de los padres, también es común que se aíslen en “su mundo”, se encierran en sus dormitorios y comienzan a vincularse más con sus pares. Esto claramente produce un distanciamiento afectivo en la familia.  “La invitación es que los padres sigan siendo explícitos para expresarle su amor, en entregarle su apoyo incondicional, elogiarlos, retroalimentar positivamente su conducta y principalmente en transmitirle expectativas elevadas, porque es una manera efectiva de comunicarles que ellos pueden y que tienen las características necesarias para salir adelante”. Aconseja la psicóloga especialista en adolescencia.

2- Las reglas claras:

Carolina Reyes señala que los adolescentes buscan ser más independientes y es normal en esa etapa, sin embargo, la psicóloga puntualiza un error que cometen algunos padres que es dejar de normar a sus hijos.

“Es importante no dejar de establecer reglas a nuestros hijos y seguir siendo muy explícitos en las normas, pero siempre desde un estilo democrático. Es decir, yo te propongo estas normas, dentro de las cuales van a haber algunas que son negociables y otras que no son negociables. Es fundamental que ellos entiendan que los padres son los adultos y al tener más experiencia, no van a transar algunas actitudes que son fundamentales para su adecuado desarrollo, como por ejemplo, conductas agresivas o faltas de respeto”, explica.

adolescentes

3- Enseñarles a los hijos habilidades para la vida:

Si bien los adolescentes cometen errores propios de su edad y muchas veces no respetan las reglas que se les ponen, es importante incentivarlos a que sean responsables de sus actos. “Si se quiebra una norma, eso tiene que tener una consecuencia, y ese resultado debe estar siempre de la mano con un acto responsable, por ejemplo ‘si no cumpliste con esta regla, vas a tener que ayudarme con las cosas de la casa’”. Es decir causa-consecuencia (con un acto responsable)”, la psicóloga especialista en adolescencia.

Finalmente la especialista manifiesta que otra de las habilidades para la vida, es desarrollar la flexibilidad en los hijos adolescentes, específicamente en incentivar distintas formas para mirar los problemas para que los puedan resolver.

“Los padres tienen que fomentar respuestas distintas a situaciones diferentes, por ejemplo, si se siente solo en una determinada situación, incentivarlo a buscar ayuda como solución, si está constantemente enrabiado o enojado, incentivarlo a mirar el lado positivo de esa situación. La clave está en proveer una diversidad de alternativas de solución para que puedan ser personas resilientes, más flexibles, con mayores herramientas y estrategias ante la adversidad”, finaliza.

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.
Grupo Copesa