*


Maciel

“Muchas veces me abrazó. Me piropeaba”: Madre de Fernanda Maciel sobre Felipe Rojas, imputado en el caso de su hija

“Muchas veces me lo topé, porque vivía al lado. Muchas veces me vio mal y me abrazó. Me piropeaba, pero yo tenía que callarme o iba a entorpecer la investigación. Me costó”, dijo Paola Correa, madre de Fernanda Maciel.

Por Javiera Kessra

Este viernes 17 de enero, se realizará el velorio y funeral de Fernanda Maciel, la joven de 21 años, con siete meses de embarazo, que desapareció en febrero del año pasado, y cuyo cuerpo fue encontrado en junio, bajo cal y cemento en una bodega en Conchalí, donde ya había al menos seis excavaciones, según informó, en esa oportunidad, La Tercera.

Tras el hallazgo, fue detenido Felipe Rojas, vecino de Maciel y quien fue formalizado por los delitos de homicidio e inhumación ilegal. 

Maciel

Imagen: Recuperada desde Facebook ‘En Memoria de Fernanda y Josefa Oficial’

En ese momento, la familia no pudo realizar la sepultura, ya que faltaban pericias, razón por la que la investigación se extendió y se calculaba que el funeral podría llevarse a cabo en enero de 2020, y así fue. Finalmente, el cuerpo de la joven fue entregado hoy viernes 17 por el Servicio Médico Legal.

Sin embargo, horas antes, Paola Correa, madre de la difunta, habló con el matinal de Chilevisión, Contigo en la mañana, donde reveló detalles inéditos del único imputado por el caso de su hija.

“La primera vez que me mostraron el video donde aparecía él (portando un saco de cemento, en las inmediaciones de la bodega donde fue hallado el cuerpo de su hija), supe que él fue el que le hizo esto a mi hija. Al principio era un sospechoso, pero cuando vi ese video supe que él es, no hay otro”, sentenció.

Maciel

Imagen: Captura Chilevisión.

Pese a que aseguró que “tuve ganas de preguntarle mil cosas, como por ejemplo si sabía algo”, la mujer no dijo nada porque “lo que más se me pidió es que estuviera tranquila, que guardara silencio, para no entorpecer la investigación y lógicamente lo hacía”, confesó.

Por otro lado, Correa aseguró que siente decepción y dolor de Rojas y su familia, “porque siento que ellos se burlaron de la desesperación y la pena por la que yo pasaba. La Fernanda desapareció un sábado y yo le pregunté el domingo (a Felipe), como le pregunté a todos sus amigos, y nunca más lo vi, en ninguna marcha ni nada (…) Su mamá me decía que yo contara con ella para lo que fuera”, detalló.

Además, Paola se refirió al comportamiento del imputado. “Muchas veces me lo topé, porque yo vivía al lado. Muchas veces me vio mal y me abrazó. Me piropeaba cuando pasaba en bicicleta, pero yo tenía que callarme o sino iba a entorpecer la investigación y yo no quería eso. Me costó”, culminó.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.