*


Carlina Herrera

El diseño latino regresa a Nueva York en el Fashion Week

Por Biut y Agencias

Hasta el 17 de febrero más de 80 diseñadores exhibirán sus propuestas en las pasarelas del Lincoln Center de la ciudad.

Nombres más que consolidados como la venezolana Carolina Herrera o la marca Custo Barcelona y otros en camino de hacerlo como el español Toni Francesc formarán parte del elenco latino que mostrará sus nuevas colecciones para el otoño- invierno 2011-2012 en la Semana de la Moda de Nueva York que empieza el jueves.

Hasta el día 17 de febrero, más de 80 diseñadores, entre ellos Tommy Hilfiger, Diane von Furstenburg o Calvin Klein, exhibirán sus propuestas en las pasarelas del Lincoln Center de la ciudad. Un escenario que el famoso show neoyorquino ya estrenó en la edición de septiembre como su nueva sede, tras 17 años en las carpas del Bryant Park.

Entre las colecciones se podrán ver contrastan la elegancia que distingue a Herrera con el estilo más rompedor y atrevido de Custo.

En esta ocasión, el diseñador catalán apostará por la recuperación del corte tradicional, con prendas realizadas con puntadas a mano, y alejadas de la ostentosidad.

Esta vez la marca barcelonesa, que presenta sus colecciones en Nueva York desde 1997, reserva un lugar especial a la ropa de noche para la mujer, con líneas menos estructuradas y con conjuntos donde las piezas se superponen.

Por su parte, otras colecciones de nombres menos establecidos en el mercado estadounidense será “Garudà” de Toni Francesc, y que está marcada por la sobriedad.

Inspirada en el mito del ave fénix, el diseñador destaca el contraste entre las formas amplias y rectas combinadas con volúmenes entallados a la cintura y envolventes al cuerpo.

Junto con Herrera, Custo y Francesc, la Semana contará con la presencia de las creaciones de los brasileños Carlos Miele -entre cuyas clientas están Jennifer López, Alicia Keys y Sarah Jessica Parker- y Alexandre Herchcovitch o el español Joaquín Trías. Esta vez quien no exhibirá sus prendas será el también español David Delfín.

La Semana de la Moda en la Gran Manzana ya calienta motores para mostrar glamour y creatividad, pero también para hacer sonar la caja. Según los organizadores, las 232.000 personas que asisten a la Fashion Week aportan cada año a la ciudad 466 millones de dólares en gastos directos.

Como dato curioso, visitantes y participantes se dejan cada año unos 30 millones de dólares en taxis y servicios de transporte durante su cita neoyorquina con el diseño.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.