*


Aniversario-de-muerte-de-Christian-Dior

55 años sin Christian Dior, el vanguardista de posguerra

Por Constanza Cortés /@lavecinacortes

Un día como hoy, pero de 1957, el destacado diseñador francés falleció de un infarto al corazón, luego de haber estado en una reunión social. Y aunque el tiempo pase, su legado de sofisticación e innovación continúa posicionando a su marca como una de las más importantes del mundo.

Hoy se cumplen 55 años de la muerte de uno de los más grandes del mundo de la moda: Christian Dior, el hombre que hizo renacer el glamour después de la tristeza que dejaron las dos guerras mundiales en Europa, el modisto que le devolvió a las mujeres la ilusión de ser bellas y audaces otra vez.

Pero la promisoria carrera de uno de los más grandes diseñadores de la historia se esfumó el 24 de octubre de 1957 cuando falleció de un ataque cardiaco, después de haber tenido una “abundante” comida en Italia.

Su tímida llegada al mundo de la moda

Dior nació en Granville, Normandía (Francia), el 21 de enero de 1905. Comenzó la carrera de Ciencias Políticas y de Música ante la insistencia de sus padres, sin embargo la abandonó al poco tiempo para dedicarse a viajar y después para dirigir una galería de arte.

Su carrera en el mundo de la moda la comenzó en 1935 vendiendo bocetos de sombreros a los parisinos . Sin embargo, Christian trabajó mucho en el diseño de vestidos y tres años más tarde – gracias a su éxito- fue contratado por Robert Piguet.

Al comienzo de la guerra, Christian fue a luchar al sur de Francia. Regresó a París en 1941 y comenzó a trabajar para la casa de moda Lucien Lelong. Más tarde, en 1946 el empresario textil Marcel Boussac le brindó la oportunidad de abrir su propia casa de costura.

La llegada del “New Look”

En 1947 presentó su primera colección, llamada “Línea Corola”, más conocida en el mundo entero como el “New Look”. Tal fue el impacto causado con ella, que Dior fue reconocido enseguida como un genio de la aguja gracias a que creó una imagen de mujer muy femenina y coqueta, con faldas de mucho vuelo, cintura muy ceñida y hombros redondeados, que contrastaban poderosamente con los oscuros años de posguerra que se viveron en Francia.

Con el negro, el azul y el blanco como colores favoritos, y cuidando hasta el más mínimo detalle de sus creaciones -que por cierto adornaba siempre con broches y collares de perlas- Dior impuso un sello de elegancia que aún perdura.

 

Sucesión del legado

Tras su inesperada muerte en 1957, Christian Dior fue sucedido por el jovencísimo Yves Saint Laurent, que trabajaba a las órdenes del gran maestro desde 1953. En 1960 éste fue sustituido por Marc Bohan, que permaneció al frente de la casa hasta 1989, año en que Gianfranco Ferré fue nombrado director creativo. El italiano trabajó en Dior hasta 1996.

En 1997 John Galliano tomó el mando de Dior hasta que en 2011 fue desvinculado de la marca por los dichos racistas y antisemitas que dirigió en contra de una pareja. A raíz de eso fue reemplazado por el diseñador belga Raf Simons.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.