*


destacad

El triunfo del rojo: Lo mejor y lo peor de los Globos de Oro

Por Andrea Hartung / @jartung

Anoche Hollywood se vistió de gala para celebrar a lo mejor del cine y la televisión. Pero el mundo de la moda también volcó su mirada a California, pues pudimos presenciar una de las alfombras rojas más importantes de la temporada.

Como suele suceder, pudimos presenciar la instauración de una serie de tendencias, entre las que destacó el color rojo intenso, en vestidos como los de Jennifer Lawrence, Marion Cotillard y Claire Danes. Además, célebres como Taylor Swift, Naomi Watts y Emily Blunt dieron cuenta que el cabello tomado nunca dejará de ser chic o elegante.

De hecho, la mejor vestida de la jornada fue Jennifer Lawrence con un Dior Hate Couture rojo y un cinturón dorado que resaltaba su figura, además de un cabello tomado y elegante. Un cinturón muy similar fue el que usó Cotillard, quien también deslumbró con un Dior rojo furioso.

Dentro de lo mejor, debemos agregar también el look de Emily Blunt, con su ordenado pelo tomado y su vestido dorado del estadounidense Michael Kors.

Con Anne Hathaway pasa algo muy particular. Pues desde sus inicios en El diario de la princesa hasta la actualidad, ha sabido ir transformándose, de a poco, en una verdadera estrella de cine, con looks que combinan lo clásico con lo vanguardista, y una silueta que a veces recuerda, incluso, al ícono más grande, Audrey Hepburn. Anoche deslumbró con un diseño en blanco de Chanel.

Mención honrosa para Kate Hudson, quien lució un Alexander McQueen impecable, en negro con toques dorados en el cinturón y en el cuello. Dio cátedra de cómo usar un diseño del fallecido modisto sin opacar a los concursantes ni parecer disfrazada. Chic total.

Y si vamos a hablar de chic, no nos podemos olvidar de Julianne Moore, quien incluso comentó que había llamado a Tom Ford, quien de inmediato se ofreció a hacerle este vestido con los clásicos colores del diseñador, blanco y negro. Eso es tener amgios en buenos lugares.

Una tendencia que no me convenció fue la de los tonos borgoña que utilizaron Lena Dunham, Naomi Watts y Taylor Swift. Puede que se deba a que Dunham insiste en esa silueta que no me gusta, Taylor Swift se veía elegante y guapa, pero 10 años mayor, y el vestido de Watts le quedaba grande.

Otras que, definitivamente, no dieron al blanco en cuanto a estilo se trata, fueron Jessica Chastain con un Calvin Klein de diseño poco favorecedor, en especial en el área del busto, y con un color que poco tiene que ver con la temporada y la ocasión. Claire Danes, en tanto, se veía regia con su vestido, mientras que en los departamentos de maquillaje y peinado estaba muy desordenada, casi como si se hubiera quedado dormida con el maquillaje puesto.

Pero una de las peores fue, sin duda alguna, Rachel Weisz, pues mientras su marido Daniel Craig se robó todas las miradas, ella lo opacó con un diseño negro de Louis Vuitton, nada que ver con los Globos de Oro y con una extensión bajo las rodillas que no hacía juego con nada.

Pero Craig no fue el único guapo de la noche, pues ellos dieron la nota alta. Hablo de Bradley Cooper y Hugh Jackman, elegantes y sofisticados en sus smokings.

Otra que dio la nota baja de la jornada fue Sienna Miller de floreado, con un vestido de dos piezas, ideal para una starlet quinceañera pero no para la experimentada ex de Jude Law.

De Jennifer Lopez sólo puedo decir que muere en su ley, al igual que Sofia Vergara y Salma Hayek, quienes se niegan a modificar la silueta y la onda de latina súper sexy.

¿Qué opinan ustedes? ¿Qué fue lo mejor y lo peor? Y lo más importante ¿qué les parece el rojo como tendencia para la temporada?

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.