*


destacada-oscar

Blanco y metálico: lo mejor, lo peor y las tendencias de la alfombra roja de los Oscar

Por Andrea Hartung / @jartung

Anoche, Hollywood vivió su gala más importante, que comenzó con un desfile de celebridades vestidas con el último grito de la moda. A continuación te mostramos las ganadoras y perdedoras, en la categoría de estilo.

Anne Hathaway y Jennifer Lawrence se llevaron los premios más importantes en las categorías femeninas de la ceremonia de los Oscar, pero veamos quienes ganaron por su look y estilo, momentos antes, durante el desfile por la alfombra roja.

Blanco y pastel: la combinación ganadora

Una de las primeras actrices en caminar la alfombra roja fue Amy Adams, nominada por su participación en la cinta The Master. La actriz se lució con un grisáceo Oscar de la Renta de caída larga y voluptuosa. El vestido fue complementado en forma perfecta por elegantes joyas y por un peinado que si bien, fue tomado, dejó espacio para el movimiento. Realmente un acierto y a la altura.

Amanda Seyfried no estaba nominada, pero llegó acompañando a su película Los Miserables. La actriz, que más tarde cantaría junto al resto del elenco, vistió un modelo de Alexander McQueen en tonos blanco y aperlado. Aquí tuvimos un debate respecto al look total, pues si bien el diseño es interesante, el look total se veía un poco “ganzo”.

La siempre guapa Charlize Theron volvió al rubio y lució su cabello corto en un Dior Couture blanco que, si bien era correcto, recordaba bastante a un diseño que Anne Hathaway ya había utilizado, en los Globos de Oro. Así que lindo, pero visto.

 

Uno de los vestidos más comentados de la noche fue el Prada en rosa pastel de Anne Hathaway. La verdad es que se esperaba más de la nominada por Los Miserables. El collar no iba bien con la silueta del vestido, y la parte superior dio mucho de qué hablar, pues aparentemente se le traslucía el busto.

Zoe Saldana fue una de las peor vestidas de la noche con un diseño de Alexis Mabille que, simplemente, era desconcertante. En la parte superior habían flores, en la cintura lucía un cinturón con cinta, y abajo había una caída con negro y gris.

Si hablamos de un look hecho para ganar un Oscar, hablamos del vestido Dior Couture que usó Jennifer Lawrence. La joven actriz -que dijo estar muerta de hambre por culpa de los nervios que no la dejaron comer- se vio elegante y clásica de blanco, aunque algunas personas objetan que parecía novia.

Más brillantes que el premio

Los brillos también fueron protagonistas de esta alfombra roja. Sandra Bullock llegó de negro con un diseño de Elie Saab, algo aseñorado pero siempre elegante. Uno de los errores del look de esta actriz, eso sí, fue el peinado, que debió haber estado tomado o menos liso.

Jessica Chastain llegó como toda una estrella de Hollywood, con un Armani Privé en tono nude con brillos. La actriz lució un elegante pelo suelto y sutiles joyas, quedando instantáneamente entre las mejor vestidas de la jornada.

Halle Berry es estupenda, nadie lo puede negar. Pero el vestido metálico de Versace que utilizó anoche, la hizo ver algo aseñorada y a la vez futurista. Como parte del elenco de “Las esposas reales de Star Trek”.

La actriz Nicole Kidman goza de una presencia que pocas mujeres pueden ostentar. Anoche escogió un sencillo diseño de L’Wren Scott en dorado y dorado opaco. Pero ¿y el maquillaje? Ausente total.

Catherine Zeta-Jones demostró que sigue tan guapa como siempre, cuando se subió al escenario a cantar All that jazz de la cinta Chicago. Pero minutos antes, había impactado con un diseño de Zuhair Murad que abrazaba todas sus curvas.

Se dijo que estaba algo pasada de copas y que se enojó porque no cantó junto a Zeta-Jones, pero Renee Zellweger brilló en la alfombra roja con un diseño en dorado intenso de Carolina Herrera. Le habría cambiado el mechón de pelo que cubría su cara, eso sí.

Es indiscutible que Jennifer Hudson tiene una de las voces más potentes de nuestra generación, pero lo que sí puede entrar en debate, es el vestido azul de Roberto Cavalli Couture que eligió para la alfombra roja. Puede que el pelo suelto estaba demasiado largo y alisado para la ocasión, o que el tajo en las piernas estuviera mal ubicado. ¿Qué creen?

Los escotes que se robaron las miradas

Naomi Watts causó varios “wow” alrededor del mundo gracias a su vestido de Armani Privé, con el que se robó todas las miradas. De caída sencilla y en tonos metálicos, el vestido destacó por un escote asimétrico, que le quedaba perfecto.

La que mostró todo y más fue la modelo Heidi Klum, con un vestido dorado de Julien Macdonald. Los anillos acompañaban bien, pero aquí pasamos susto de que se le corriera alguna manga.

Sigan participando

Uno de los looks que más expectación generaba, era el que usaría Jennifer Aniston, quien por primera vez en cuatro años asistiría a los Oscar. Pero la ex de Brad Pitt decepcionó con un Valentino rojo. Si bien, el vestido era correcto, el peinado que lo acompañó fue un desastre, digno de una quinceañera invitada a un matrimonio.

Melissa McCarthy puede ser una de las actrices más chistosas del cine y la televisión, pero a nadie le hizo gracia el vestido gris con detalles brillantes que usó anoche, ni mucho menos su cabello aleonado. No había forma, interés ni preocupación por destacar.

Por si no la conocías, te presentamos a Naomie Harris. Y te presentamos más de lo que nos gustaría, gracias al tajo de alto impacto que destacaba en su vestido de anoche. A veces, menos es más. En especial cuando muestras más de lo aceptable.

Helena Bonham-Carter muere en su ley. La señora de Tim Burton llegó ultra despeinada y con un vestido al estilo Halloween. Pero ella es así y nunca va a cambiar. Así que pasamos.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.