*


destacado-oscar

Los 30 looks que han marcado la alfombra roja de los Oscar [Primera Parte]

Por Andrea Hartung / @jartung

Ya estamos en febrero, por lo que debemos ponernos a tono con la fiesta más grande del cine internacional, y por qué no decirlo, también de la moda. Cientos de actrices han intentado dar lo mejor de sí mismas para causar un impacto en la alfombra roja de los premios de la Academia, y aquí tenemos a las que lo lograron. Para bien o para mal.

Vestidos y looks particulares han existido a lo largo de la historia, gracias a estos artistas que siempre buscan resaltar y estar con lo último de las tendencias. Pero no siempre les resulta, o quizás no siempre somos capaces de comprenderlos. Aquí tenemos una selección de los looks icónicos que han marcado la alfombra roja de los Oscar, desde 1954 hasta el año pasado, a la espera de lo que veremos el próximo 24 de febrero.

Los clásicos

En 1954, Audrey Hepburn ganó un Oscar por su trabajo en Roman Holiday y lo recibió vestida por su diseñador favorito, Givenchy. La delgada y elegante actriz vistió un vestido blanco con género en flores blancas y un cinturón que marcaba su ya angosta cintura.

Un año después, fue el turno de Grace Kelly para robarse todos los flashes. La que dos años más tarde sería princesa vistió una creación azul pálido diseñado por la vestuarista cinematográfica, Edith Head.

Terminando con los clásicos, tenemos el particular atuendo que lució Barbra Streisand en 1969. Brillante y destacando, aunque quizás no en la forma más positiva, desde el peinado hasta el glitter en la cola del vestido, de la casa Scaasi. “No me había dado cuenta que el traje era tan transparente”, dijo la actriz de Funny Girl en la ocasión.

Entre 1980 y 1990

En 1986, la impactante Cher sorprendió, mostrando su tonificado estómago y mucho más, acompañada por una capa negra y un exagerado tocado en la cabeza, todo creación de Bob Mackie.

Demi Moore es una de las mujeres más guapas de todos los tiempos, pero quedó entre las peores vestidas en la historia de los premios de la Academia, cuando en 1989 vistió un modelo que incluía pantalones de ciclista, una capa que caía desde la cintura, un corset y mangas largas.

Terminando la década, Kim Basinger se vistió de la reencarnación rubia de Elvis, con un vestido blanco de brillante satén y una chaqueta strapless en un brazo. ¿Quién lo diseñó? Pues ella.

La década de 1990

Llegaron los 90 y no sólo trajeron consigo el grunge y los comienzos del pop, sino que además fuimos testigos de una impactantes alfombras rojas en los Oscar de esos años.

En 1992, la actriz Geena Davis nos recordó a los primeros looks de Madonna, con un vestido blanco lleno de vuelos en la parte inferior, con un corset del mismo color y tirantes negros, además de medias negras.

Un año más tarde, Whoopi Goldberg se robó las miradas con un vestido convertible, morado por fuera y verde limón por dentro, acompañado de un enterito en tonos verdosos que combinaba con los zapatos.

Cher volvió a sorprendernos en 1998, con un diseño semitransparente con cuentas en beige, que combinaban con un vistoso tocado, o corona.

Más refrescante se vio Gwyneth Paltrow cuando ganó el premio mayor en 1999 vestida con un romántico diseñador de Ralph Lauren, joyas simples y un ordenado peinado.

Ese mismo año, la cantante Celine Dion optó por un diseño de John Galliano para Dior. Se trataba de un tuxedo con el blazer al revés, acompañado por lentes de sol y un sombrero estilo Peter Pan.

La próxima semana tendremos el resto de los íconicos vestidos que han marcado la alfombra roja de los Oscar… ¡No te lo puedes perder!

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.