*


oscar-destacado-2

Los 30 looks que han marcado la alfombra roja de los Oscar [Segunda Parte]

Por Andrea Hartung / @jartung

Cada vez queda menos para que seamos testigos de la alfombra roja más importante del año. Por eso, seguimos con nuestro conteo de los vestidos y trajes que han marcado la historia de los Premios de la Academia.

La semana pasada comenzamos con este recuento, destacando a los looks que marcaron entre la década de 1950 y 1990. Hoy continuamos con el nuevo siglo.

Lo mejor

Entre los años 2000 y 2006 vimos distintos estilos y tendencias caminando la alfombra roja de los Oscar. De ellos, quisimos destacar los que impusieron estas celebridades.

En primer lugar, tenemos a Julia Roberts con un modelo vintage de Valentino, el cual utilizó para ganar el premio mayor y aparecer entre las listas de las mejor vestidas. Se trata de un diseño blanco y negro, que este año hemos visto lucir a Julianne Moore, tanto en los Globos de Oro como en los SAG.

En 2006, la actriz Keira Knightley se robó las miradas con un Vera Wang asimétrico en borgoña, acompañado de un maquillaje dramático y joyas de alto impacto.

Ese mismo año, Michelle Williams se lució de amarillo, también con un diseño de Vera Wang. Todos quedamos prendados de la silueta elegante y “old Hollywood” de la actriz. Además, hay que destacar que la decisión de combinar este color con un labial rojo fue atrevida pero acertada.

Un año antes, Hilary Swank llegó en representación de Million Dollar Baby con un diseño de Guy Laroche que se robó todas las miradas, por ser sencillo, elegante, pero a la vez atrevido, con una espalda eterna.

Las transparencias

Los géneros transparentes son un arma de doble filo, y aquí tenemos dos ejemplos con resultados muy distintos.

En primer lugar, vemos a Gwyneth Paltrow, que en 2002 escogió este modelo de Alexander McQueen, con la parte superior transparente. Es una de las pocas oportunidades en que he visto a la actriz equivocarse de tantas formas. Se veía poco elegante, sus senos no se lucían, sino que al contrario, y el maquillaje era demasiado recargado para el look.

Si no sabías quien era Halle Berry, en 2002 te enteraste, sin duda. La actriz ganó esa noche el Oscar, pero además se convirtió en la mejor vestida del siglo con un diseño de Elie Saab en tonos borgoña y con diseños floreados. Sí, la parte superior es transparente pero está cubierta en forma elegante, y la falda fue confeccionada cuidando cada detalle.

Las locuras

Los primeros años del siglo también nos trajeron algunas ideas más bien originales, y por qué no decirlo, un poco locas.

En 2001, la islandesa Bjork sorprendió a todos al lucir un diseño de Marjan Pejoski, que emulaba la figura de un cisne. El traje ha sido parodiado en varias oportunidades, quedando grabado en la historia de la Academia.

Cuando se presenta sobre una alfombra roja, Diane Keaton siempre logra ese factor sorpresa, lo que no siempre es bueno. Cuando ganó el Oscar por Annie Hall llegó con chaqueta y bufanda, y en 2004 repitió la gracia, con un frac acompañado de complementos como una corbata, pañuelo de solapa y sombrero tipo bombín de copa alta.

Finalmente, tenemos a la guapísima Uma Thurman. En 2004, la alta rubia llegó a la alfombra roja como una mujer de los Alpes, en un vestido de Christian Lacroix que la actriz defendió hasta la muerte. “Es un vestido hermoso, pero no lo supe lucir”.

Revisa aquí la primera parte del recuento.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.