*


ppal

Tendencias en los Grammys: Nude, blanco, rojo y metálico

El domingo, los artistas más importantes del mundo de la música se reunieron para celebrar una nueva entrega de premios Grammys. Revisa aquí las mejores looks de la noche.

Por Andrea Hartung / @jartung

Una vez más, el mundo de la música concentró su mirada en la ceremonia de premiación de los Grammys. Pero horas antes, el mundo de la moda ya estaba muy atento a los looks que desfilaron sobre la alfombra roja.

Algunos looks destacaron por sobre el resto, como el de Taylor Swift. La cantante de Red llegó a los Grammys luciendo un vestido Gucci Premiere metalizado, con una especie de malla plateada que lo cubría. O el de Kasey Musgraves, que consistía de un elegante vestido de Armani Prive.

Pero como siempre, la alfombra roja tuvo su cuota de errores. Sarah Hyland confundió la ceremonia por un cóctel, y llegó con un vestido corto de Emilio Pucci, en blanco y negro. O Paris Hilton, que insiste con las transparencias poco elegantes.

Revisemos a continuación las principales tendencias que vimos en la alfombra roja de los Grammys 2014: nude, blanco, metálico y rojo.

Rojo

rojo, tendencia, Grammys

El color rojo se impuso como tendencia una vez más. El año pasado, había sido Rihanna la que se había lucido con este color. Pero ya que la cantante de Bermudas no apareció en esta edición de la ceremonia, otras artistas decidieron inspirarse en ella sobre la alfombra roja de los Grammys 2014.

La cantante Colbie Caillat, conocida por la canción Lucky, que interpreta junto a Jason Mraz, llegó con un vestido rojo de Ezra Santos, ultra elegante y de cola larga. El tomate, eso sí, debió haber sido algo más producido.

Pink, que sorprendió con su presentación sobre el escenario, llegó vestida de rojo con un elegante diseño de Johanna Johnson, que dejaba ver su ultra tonificada figura.

La princesa de la música country, Miranda Lambert, llegó con un vestido ultra escotado de Pamella Roland, con el que lució su nuevo cuerpo. La cantante logró ponerse en forma durante el año pasado, tras haber recibido algunas críticas. El impecable look fue complementado con unos imponentes aros de Kimberly McDonald.

La presentadora de E!, Giuliana Rancic, también destacó durante su paso por la alfombra roja. La corresponsal llegó de un brillante anaranjado look, con un vestido del australiano Alex Perry.

Blanco

 

tendencias, blanco, grammys

Si bien, no se presentó en la alfombra roja, porque abriría el show con su presentación, Beyoncé mostró su look después del show. La cantante mostró sus impactantes curvas con un vestido de Michael Costello, transparente con bordados blancos.

Una que intentó hacer algo parecido, pero con menos éxito, fue la socialité y proyecto de DJ, Paris Hilton. La ex chica reality llegó con un vestido de House of Milani, de cuello alto.

La cantante Sara Bareilles también optó por una mezcla de blanco, transparencias y nude, con un vestido de Blumarine. Si sus trenzas te llamaron la atención, te contamos que según la intérprete de Brave, se inspiró en Los Juegos del Hambre a la hora de elegir su peinado.

Nude

nude, tendencias, grammys

Skylar Grey no logró convencer con su vestido de cuero nude de Michael Costello, con un cut out sobre el abdomen. A su favor, el maquillaje y los aros.

Katy Perry llegó con un vestido que fue criticado por ser excesivamente literal, debido a las notas musicales que habían en la falda. Pero lo que llamó la atención del vestido, fue que es el mismo con el que Valentino abrió su desfile de alta costura en París, hace solo una semana.

Kacey Musgraves se vio realmente elegante con un vestido strapless falso de Arami Prive, con muchos vuelos.

La modelo Amber Rose llegó con un ajustado vestido de Naeem Kahn, con especial énfasis en sus curvas. La top ha aprendido a lucir su cabello ultra corto, con este tipo de vestidos.

Metálico

Algunos de los looks más destacados de la noche fueron los metalizados. En particular, el de Taylor Swift. La cantante brilló con un peculiar vestido de Gucci, que destacó por consistir de una malla plateada que cubría la tela de tono marfil. Lamentablemente, Swift se cayó en el maquillaje, pues la sombra que usó en sus ojos estaba muy difuminada, y era del mismo tono del vestido.

Ciara dio cátedra con un vestido de Emilio Pucci, probando que las mujeres embarazadas también pueden resaltar sus curvas en vez de esconderlas. Si tan solo se hubiese peinado un poco mejor, el look habría sido perfecto.

Donde no hay consenso, es en el look de Rita Ora. La estupenda cantante, que se encuentra en Canadá grabando escenas para 50 sombras de Grey, llegó con un ajustado vestido verde de Lanvin, hasta la rodilla. A su favor está que el vestido se ve mucho mejor en fotos que en vivo.

El mal gusto se hizo presente

Una cosa es elegir el vestido equivocado y quedar entre las peor vestidas por un pequeño error. Pero en la alfombra roja de los Grammys 2014, cuatro celebridades quedaron en esta categoría por su notorio mal gusto.

Primero, Madonna, que parecía cualquier cosa con ese terno y sombrero. Luego, tenemos a Paula Patton, quien se puso un vestido metalizado con dos tigres blancos, como si no hubiese aprendido nada de su mala experiencia en los Globos de Oro.

Luego tenemos a Cyndi Lauper, que mezcló mil tendencias en un solo look, y decidió amarrar su cabello como pudo. Y por último, Yoko Ono, que debería dar por jubilado ese look.

Revisa más vestidos en nuestro board de Pinterest dedicado a los premios Grammy.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.