*


1

Francia prohíbe a las modelos ultra delgadas en sus pasarelas

Las maniquís deberán, desde hoy en adelante, acreditar un certificado médico para poder desfilar, donde comprueben un estado de salud óptimo.

Por Soledad Reyes

Como una forma de combatir la anorexia, este sábado entró en vigor una ley emitida por el gobierno francés donde se prohíbe a las modelos ultra delgadas en desfiles.

En pleno centro de la moda, las autoridades, que ya habían aprobado la medida a fines del 2015, decidieron que, desde ahora cada maniquí deberá presentar un certificado médico que acredite un índice de masa corporal adecuado. Esto quiere decir que pruebe que no están demasiado delgadas o que su delgadez no parece insana.

De esta forma, si no cumplen con esta medida, las modelos no podrán subirse a las pasarelas ni tampoco ser contratadas por las agencias y revistas.

modelos

Imagen: archivo

Multas y cárcel

Quienes no cumplan con estas nuevas normas podrían sufrir serios problemas. “Los empleadores que no respeten la ley podrán ser condenados a penas de hasta seis meses de prisión (sus responsables) y multas de 75.000 euros”, explican en el diario El País.

Pero, ¿cómo se medirá efectivamente el tema del peso? “El certificado (que tienen que entregar los maniquíes) deberá ser expedido por médicos habilitados al efecto, tendrá una validez de dos años y debe acreditar que ‘el estado de salud global de la persona (…) evaluado mediante su índice de masa corporal (IMC), le permite ejercer su actividad como modelo’”, indican en el mismo diario español.

En tanto, el gobierno francés indicó que el objetivo de esta medida es “cambiar la imagen del cuerpo en la sociedad para evitar la promoción de ideales de belleza inaccesibles y evitar la anorexia en los jóvenes, así como proteger la salud de una categoría de la población especialmente afectada por este riesgo: las modelos”.

¿Y a ti, qué te parece esta iniciativa?

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.