*


Tiendas-Barrio-Italia

Mujeres que encantan con sus accesorios en el Barrio Italia

Por Constanza Cortés /@lavecinacortes

[MUJER URBANA] Una diseñadora industrial independiente y una madre con una hija orfebre se atrevieron a instalar sus primeros locales en un sector que destaca por su historia y donde ellas también quieren dejar su huella, pero por la diferencia.

El Barrio Italia es un sector donde las personas hoy buscan reencontrarse con la magia y la vida de los antiguos lugares de la capital. Y en ese afán de llevar a la nostalgia, pero a la vez marcar la diferencia, tres mujeres instalaron sus tiendas de accesorios mezclando la tradición y la novedad.

Aunque la llegada de estas mujeres al barrio fue más accidente que estrategia, desde un principio supieron que sus productos se harían un espacio entre los anticuarios, los talleres mecánicos, los restaurantes, las reparadoras de calzado y los almacenes de la manzana. La razón se debe a que sus productos son originales y hechos por las mismas dueñas.

Fluoresencia: Color, espíritu y juventud

Camila Bersano tiene 25 años y es diseñadora industrial. Comenzó a coser cuando estaba en tercer año de universidad, así fue que entre los estudios y sus ratos libres surgieron los primeros esbozos de lo que serían hoy los productos que vende en su tienda ubicada en la calle Tegualda.

“Siempre tuve una atracción por los bolsos y los accesorios porque siento que son el complemento del vestir y que comunican una imagen, es como una imagen independiente a la ropa, también comunica un estilo”, cuenta Bersano.

En su tienda-taller, que lleva por nombre Fluoresencia, la joven diseñadora vende billeteras, bananos, bolsos, mochilas y el producto estrella de esta temporada: Las alforjas, que son una especie de bolso acondicionado para llevar en las bicicletas en la parte de la parrilla.

“Desde que salieron las alforjas les ha ido súper bien porque ahora empieza el verano y la gente anda más en bicicleta. Además tienen tirantes, entonces después la puedes usar como una mochila o como bolso. Tiene muchas opciones, también se puede poner el computador”, comenta la diseñadora.

Sin embargo, al momento de hablar del sello que diferencia a Fluorescencia del resto de las tiendas de accesorios, Camila es enfática al decir que “el estilo de mis productos consiste en destacar por los colores, de ahí viene el nombre de la tienda, para que la gente se sienta distinta usando los productos”.

La Pituca: Tradición de orfebre

En una casona antigua de avenida Italia se encuentra La Pituka, una tienda que está ambientada como si fuera una gran pieza  decorada de forma ordenada por alguna mujer.

Entre los muebles antiguos se encuentran las joyas que Alejandra Bianchi hace para el local que tiene junto a su madre, Soledad Herrera. “Hace un par de años o tres empezamos a hacer cosas con mi hija que es orfebre. De todo un poco, no sólo joyas, también accesorios, cintillos y sombreros. Hoy también hacemos collares y aros todo, incluso ahora estamos trabajando con la restauración de muebles”, cuenta Soledad.

En cuanto al elemento que diferencia a esta tienda, Herrera cuenta que “la clave está en que “sólo hay un accesorio de cada uno, no hay uno que se repita, no van a haber dos que sean iguales, de todas maneras ese es nuestro sello, la originalidad de los productos“, destaca la dueña de La Pituka.

  • Fluoresencia
  • La Pituca
  • Fluoresencia
  • La Pituca
  • La Pituca
  • Fluoresencia
  • La Pituca
  • La Pituca
  • Fluoresencia
  • La Pituca
  • La Pituca

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.