*


Mujer recostada

Mujeres con temor a la vida sexual ¡existen!

Por Camila Essus

Conocido como “Síndrome de Dafne”, quienes lo experimentan presentan miedo hacia la penetración, situación que produce la contracción muscular de la zona vaginal impidiendo por completo el acto sexual.

 

Para ellas, la abstinencia es la mejor alternativa, y pese a que suena extraño, las mujeres que desarrollan este síndrome prefieren aislarse de la vida privada con tal de no enfrentar la situación de angustia que les genera la intimidad. Se trata de mujeres que no pueden reproducir en palabras lo que les pasa, y su cuerpo habla por ellas. Ante una posible penetración, pueden producirse espasmos involuntarios de los músculos que rodean la entrada de la vagina, impidiendo el acto sexual, lo cual produce bastante dolor.

Lo más grave, es que el Síndrome de Dafne, no sólo provoca una insatisfacción a nivel sexual de la mujer, sino que también afecta otros planos, causando rabia, tensión, ansiedad, y una permanente actitud evasiva.

Generalmente es una condición que se da en mujeres jóvenes y entre sus principales causas figuran una pobre educación sexual, apego religioso extremo o efectos psicológicos producidos por actos de violación o abuso. También puede presentarse en mujeres con creencias sexuales erróneas, por ejemplo tras haber crecido con padres de actitud rígida y represiva.

El proceso para revertir este síndrome apunta a tratar este problema desde el punto de vista psicológico y la recomendación de epecialistas es contar siempre con el apoyo afectivo de la pareja.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.