*


Sexo_

¿Aficionada por los videos íntimos?

Por Camila Essus

La búsqueda por la satisfacción sexual en la intimidad ha llevado a las mujeres a experimentar la exposición corporal como una práctica cada vez más frecuente. Con la ayuda de una experta y una mujer asidua a la filmación privada intentamos resolver la debilidad del uso de cámaras a puertas cerradas.

El estímulo visual es el más efectivo para explotar el erotismo de forma previa o posterior al acto sexual, no muy bien considerado por la sociedad. Luego que la diputada costarricense fuera despedida de su cargo tras la filtración de un video íntimo dedicado a su marido, decidimos investigar el tema. Y más allá de si fue una decisión correcta o no, el hecho es que la grabación privada se da tanto la realidad y en la ficción, ya que televisión también se ha encargado de difundirlo como algo cada vez más común en la intimidad.

Daniela (29) es una de las miles de mujeres que en Chile ha grabado videos íntimos en compañía de su pareja y accedió a contarnos su experiencia. Si bien la motivación no fue personal sino de su novio, lo hizo y le gustó la sensación. “Hacer algo erótico es una estimulación y tiene que ver con el tema del voyerismo que tienen todas las personas”.

Hoy en día la mujer no sólo debe sentirse plena con su figura externa, sino también con su propio cuerpo y en ese sentido se ha transformado de una forma muy positiva, logrando dominar su propio cuerpo. “Me parece necesario que la mujer pueda conectarse con el cuerpo que le pertenece” menciona la psicóloga.

Por muchos años la mujer ha sido percibida como si su cuerpo fuera posible de exponer fácilmente porque es visto como un objeto estético. Sin embargo, lo que ha pasado en el último tiempo es que la imagen ha cobrado una influencia tan importante que la mujer está mucho más abierta a mostrarse seductora de forma masiva, lo cual es bien visto socialmente. Para la psicóloga Nicole Chaigneau, de la Universidad San Sebastián, la mujer está tomando más consciencia de su propio cuerpo, disfrutándolo más y eso implica también exponerlo más. “Hay muchas mujeres que lo muestran como una forma de mejorar su autoestima, de sentirse valorada o reconocidas externamente”, señala la especialista.

Y ese es justamente el caso de quienes suben este tipo de filmamaciones a Internet o lo comparten a través de redes sociales. Mucho se ha analizado al respecto, y en efecto, es completamente verdad que la tecnología está permitiendo que la intimidad sea algo casi cotidiano. De hecho, el diario inglés The Guardian mencionó “Mientras más información tenemos, más nos sentimos con la licencia de espiar”.

Pese a que algunos gustan compartir su contenido erótico Daniela mantiene su posición: jamás difundiría sus videos, sus grabaciones las ve con su pareja y luego las borra. “La sociedad chilena es súper machista, al hombre lo aplaude y a la mujer la apuntan, por eso no me gusta compartir mi intimidad con el resto”, comenta.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.