*


labios

Los labios definen tu capacidad de sentir placer

Por Constanza Cortés /@lavecinacortes

Un estudio realizado por la Universidad de Escocia detectó que las mujeres que tienen la boca con el labio superior más grueso tienen una mayor capacidad de alcanzar orgasmos.

Los labios son una de las partes del cuerpo que más llaman la atención, debido a la sensualidad que pueden transmitir por su forma, sin embargo pueden demostrar más que eso.

Según un estudio realizado por Stuart Brody, profesor de psicología especializado en conducta sexual de la Universidad de Escocia, el tamaño del labio superior de una mujer estaría relacionado directamente con sus orgasmos: Mientras más grueso sea, mayor será su capacidad orgásmica.

Para esta investigación, que fue publicada en el Journal of Sexual Medicine, participaron más de 250 mujeres a las que se les hizo un seguimiento para determinar la conexión entre este rasgo y su comportamiento sexual, específicamente con sus orgasmos vaginales.

 

¿Por qué los labios gruesos hacen gozar más?

El profesor Brody explica que la clave está en un pequeño punto que se encuentra en la línea media del labio superior de la boca que se forma en la semana 17 del proceso de gestación. Según el experto, las fuerzas que generan su formación también afectan a los circuitos neuronales y “predicen” el comportamiento sexual futuro.

Eso sí, para que esta relación se cumpla, los labios deben ser naturales y no aumentados con bótox u otras sustancias químicas que comúnmente utilizan  las chicas para retocar esta parte del rostro. El especialista señala que si los labios se modifican, la conducta sexual también puede verse afectada.

Los resultados de este estudio han generado controversia, pero es innegable que los labios siempre serán llamativos al momento de seducir. Claro está en que hay que saber sacarles partido y por sobre todo en saber usarlos.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.