*


mujer-en-el-ginecólogo

Las cosas que no nos atrevemos a preguntar cuando vamos al ginecólogo

Por Constanza Cortés /@lavecinacortes

Es uno de los momentos más incómodos por los que una mujer debe pasar y muchas veces el estrés que provoca hace que no consultemos  esas dudas que siempre hemos tenido sobre nuestra sexualidad y los cuidados que debemos tener con nuestras partes íntimas.

Ir al ginecólogo no es exactamente un panorama que esperemos con ansias. La verdad es que, más que tomarlo como una visita al doctor, lo sentimos como una obligación -que aunque sabemos que va en beneficio de nuestra salud- nos gustaría posponer lo más posible.

En el momento en que entramos a la consulta ya sentimos nervios, luego cuando nos pasan la bata y nos dicen que nos sentemos en la camilla pensamos “¿por qué vine?” y ya cuando tenemos los pies en esa especie de “estribos de la sumisión”, comienza el proceso de máxima humillación.

Aparte, siempre tenemos preguntas que nos gustaría hacer al ginecólogo, pero dadas las condiciones un poco vergonzosas en las que nos encontramos en ese momento, la mayoría de las veces no las hacemos y nos vamos con ellas de vuelta a la casa.

A continuación te mostramos algunas dudas que nos guardamos , pero que nos gustaría que nos respondiera un especialista, para ello le pedimos ayuda al ginecólogo Aníbal Scarella, de Clínica Ciudad del Mar.

¿Es recomendable depilar la zona vaginal?

La depilación total o depilación brasileña está súper de moda, sobre todo en esta época del año en que el traje de baño y el bikini son nuestros mejores aliados.

“El vello púbico se puede quitar en distintas formas, incluyendo la cera, el rasurado con máquinas de afeitado, cremas depilatorias químicas, láser pulsado y electrólisis. A pesar de lo difundido de esta práctica, no existen recomendaciones médicas que avalen la depilación genital, por lo que sólo queda sujeta a las personales. Sin embargo, es necesario aclarar que la depilación genital no está exenta de complicaciones, pudiendo aparecer molestias como: dolor e irritación local, infecciones dermatológicas y contagio de infecciones de transmisión sexual”.

Sin embargo, si quieres hacerte este tipo de depilación es recomendable que lo hagas en lugares muy higiénicos, donde se utilicen  dispositivos desechables o esterilizados, sobre todo en los locales en que se trabaja con cera, ya que los artículos que allí se usan se exponen a infecciones bacterianas o virales que podrían causar verrugas genitales o herpes.

También hay que tener cuidado con las quemaduras que la cera o el láser puede ocasionar en tu piel. En tanto, si llegas a tener irritación local o signos de infección, debes acudir inmediatamente a un especialista.

¿Usar ropa interior muy pequeña puede ocasionar problemas urinarios o en el aparato genital?

Los calzones pequeñitos o también conocidos como “colaless” sí pueden traer problemas, debido al roce que producen.

Esto se explica por la irritación que produce la ropa interior sobre los labios menores, junto con el hecho de que la misma ropa puede actuar como vector o medio de transporte para las bacterias desde el ano hacia la uretra o la vagina”, cuenta el doctor

 

 

 

¿Es recomendable pedir exámenes a una pareja, antes de comenzar a tener relaciones sexuales?

Eso depende de la confianza que haya en la pareja, pero es conveniente para ver si la persona padece alguna infección de transmisión sexual (ITS).

“Toda persona sexualmente activa, debiese tener una evaluación antes de iniciar una nueva relación sexual buscando los siguientes organismos: HIV, sífilis, gonorrea, clamidia, hepatitis B y C”, recomienda el ginecólogo.

 

 

¿Tomar varias pastillas anticonceptivas tiene el mismo efecto de la píldora del día después?

La píldora del día después es un método para evitar el embarazo, que se utiliza en caso de haber tenido relaciones sexuales no protegidas. Una mujer puede usar la anticoncepción de emergencia si es que:

-Olvidó tomar sus pastillas anticonceptivas

-Si el condón se rompió o se salió durante el acto sexual

-Y en casos más extremos, si es que sufrió algún tipo de abuso sexual.

“La anticoncepción hormonal de emergencia tendrá su mayor efecto si se toma dentro de 72 horas después de tener sexo sin protección y pierde casi por completo su efectividad si transcurren más de 5 días después del coito. Hay 2 tipos de métodos anticonceptivos de emergencia de base hormonal. El método clásico se basa en la administración de 1,5 mg de una progestina conocida como Levonorgestrel, y cuya venta requiere de receta médica. El otro método que actúa como anticoncepción de emergencia se basa en la asociación de varias píldoras anticonceptivas ingeridas de una a la vez. Este enfoque funciona, pero es menos eficaz que la “píldora del día después” y es más probable que cause reacciones adversas como náuseas y vómitos, por lo que se recomienda utilizarlo sólo en caso de falta de acceso al levonorgestrel”, explica el doctor Aníbal Scarella.

Al momento de asear nuestras partes íntimas, es mejor ¿lavarse sólo con agua, o con agua y jabón?, y ¿los jabones irritan y pueden provocar infecciones urinarias?

“Las jabones y desodorantes vaginales que alteran la flora vaginal, predisponen a las mujeres a desarrollar vaginosis bacteriana; el uso de jabón en la mucosa vaginal también altera la flora y por tanto, se aconseja sólo el uso de jabón neutro en la piel”, señala el doctor Scarella.

Junto a esto, y para prevenir infecciones vaginales, el especialista entrega algunos tips:

-Orinar inmediatamente después de la actividad sexual.

-Evitar los jabones vaginales.

-Mantener una adecuada higiene de la región perineal (entre el ano y la vagina).

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.