*


Modern-Familydef

Los tuyos, los míos y los nuestros: Cuando tu pareja tiene hijos de otra relación

Por Javiera Arrate /@javiarrate

Cuando comenzamos una relación amorosa con alguien que ya estuvo casado o tiene hijos, no sólo tenemos que conocerlo a él. Hay muchos casos en donde debemos formar una familia con los hijos de otros ¿Cómo enfrentar esta situación? En la siguiente nota te damos todos los consejos que necesitas para que todo salga bien…

Catalina tiene 24 años, conoció a Javier que es once años mayor que ella. El tiene dos hijas de diez y doce años. Cuando decidieron vivir juntos las niñas vivían con su mamá y al poco tiempo Catalina quedó embarazada.

Pero este año el panorama cambió. La mamá de las hijas de Javier encontró un trabajo en el que debe viajar muy seguido, por lo que las niñas se fueron a vivir con ellos. Catalina no sólo tiene que hacerse cargo de su hija recién nacida sino que debe aprender a convivir con las hijas de él, un desafío complejo para quien recién  se adentra en la maternidad.

Casos como éste hay muchos, es por eso que Claudia Cartes, académica de la UNAB y psicoterapeuta familiar, nos contó lo que se debe hacer para lograr tener buenas relaciones en el hogar que vamos a formar.

Antes de dar el sí

Si decides formar pareja con alguien que ya tiene hijos, debes  tener claro que es una elección tuya y que esto no te tocó por casualidad. Asume que la ex pareja de él estará presente por lo menos hasta que los niños sean adultos.

“Si la idea es proyectarse juntos y tú aún no has tenido hijos o te gustaría tener más, lo ideal es que negocien respecto a este tema y lleguen a un acuerdo”, explica Claudia Cartes, quien es experta en relaciones conyugales. Muchas veces pasa que tanto el espacio del hogar como el bolsillo limitan estas decisiones. Llegar a un consenso y establecer normas es una conversación que no pueden dejar de tener para evitar problemas futuros.

La clave

Lograr formar una familia de los tuyos, los míos y los nuestros tiene una sola clave: Los límites. Son la base para que todo salga bien.

“Uno de los pasos importantes que deben tomar, es que el padre biológico establezca las reglas de funcionamiento de los niños y se las comunique. Estas reglas van desde cosas básicas como las comidas, horas de acostarse, entre otras. La idea de esto es no generar conflictos entre los niños y la nueva pareja del padre”, dice la psicóloga.  Además fijar horarios les permitirá tener momentos de pareja y no estar siempre con los niños entre medio.

Debe existir un respeto hacía la nueva integrante del hogar, si bien no es ella la que los va a retar, es importante que tengan claro que es la dueña de casa y viven bajo su mismo techo.” Ser respetuosos en cuanto a sus espacios, saber si pueden o no entrar a la pieza de ella, si pueden usar el baño, incluso cosas como ver tele sobre su cama pueden incomodarla y causar conflictos”, explica la terapeuta en base a las situaciones más comunes que ha observado en casos reales.

Y por último, si llegas a establecer una relación de confianza con los hijos de tu pareja ¡aprovéchala! Es ideal que ellos sean cercanos a ti, esto siempre será lo más sano para los niños y para toda la familia.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.