*


miedos

Temor en la cama: Cómo superar los miedos sexuales con una nueva pareja

Por Javiera Arrate /@javiarrate

El no sentirnos plenas con nuestro cuerpo o estar preocupadas por nuestro desempeño sexual, son sólo algunos de los miedos que enfrentamos al tener una nueva pareja. Pensar mucho durante la relación y disfrutar poco es algo que le pasa a muchas mujeres.  Aquí te contamos lo que puedes hacer para lograr una sexualidad más plena con una persona nueva.

Cuando comenzamos una nueva relación todo es un mundo nuevo. Es más raro aún cuando hemos mantenido pololeos por un largo tiempo, pues estás acostumbrada a tu pareja, sabes lo que le gusta y lo que no, mientras que con esta nueva persona podrías sentir que estás caminando en una pieza oscura. También es normal que, durante los primeros encuentros sexuales  con una nueva persona nos sintamos incómodas, raras, intentando descifrar la mente del otro. Con esto, lo único que conseguimos es que lo que debería ser una instancia llena de placer e intimidad, se convierta en una situación extraña y estresante.

La sexóloga Constanza del Rosario, nos contó que esta incómoda situación se genera, muchas veces, porque las mujeres cuestionan las intensiones del otro, se presionan por dar una buena imagen y se concentran sólo en agradar. Además sienten temor al rechazo o al abandono.

Al haber terminado una relación e intentar entablar otra, también se ven varias complicaciones, pues “actos que en otras relaciones eran tan naturales, como desnudarse, comienzan a no serlo tanto al cuestionarse más de la cuenta y tensarse; cuando lo que necesitan para poder soltarse es pensar menos y sentir más, centrarse en el aquí y ahora, vivir lo que ocurre en vez de poner el foco en lo que sucederá“, comenta la experta.

Factores que inciden en el problema

Para Del Rosario, entre los factores que podrían llevar a esta sensación de incomodidad, se encuentran el “no estar contentas con nuestro propio cuerpo, no confiar en el otro o tener una imagen negativa del sexo”.  “Estos factores interfieren en nuestra capacidad de entrega y nuestra habilidad para relajarnos corporal y mentalmente”, explica la sexóloga.

Esto tiene soluciones

Cuando recién estamos formando un vínculo con otra persona y la confianza aún no está tan desarrollada, es normal que queramos establecer algunos límites en cuanto a nuestra intimidad, hasta estar del todo segura.

Por ende, en la medida que vayamos conociendo al otro y nos ambientemos a los estilos y las dinámicas, la sexualidad será más natural, lo que permitirá ir relajándose y sintiéndose más cómodos.

Dale tiempo al tiempo, pues en la medida que te sientas querida, segura y valorada liberarás hormonas que contribuirán a que disfrutes del sexo. “Es indispensable además, respetarnos y sentirnos respetadas por el otro. Algo importante es darnos el tiempo necesario para relajarnos a través de besos y caricias, no presionarnos a hacer cosas que no queremos sólo con el fin de agradar“, añade la sexóloga.

Ellos también pueden ayudarnos

La nueva pareja no puede estar ajena a este proceso. Deben tener una buena disposición a conversar el tema y  respetar los tiempos del otro. “Un consejo para ellos es ir de a poco explorando y reconociendo el cuerpo de la compañera, sin centrarse en la búsqueda directa del coito“, explica la experta.

 

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.