*


cirugias-estéticas

Cirugías plásticas: El nuevo motivo de los quiebres amorosos

Según una encuesta, el aumento del autoestima y del poder de determinación que una persona adquiere tras una operación estética, influyen directamente en las separaciones.

Por Constanza Cortés /@lavecinacortes

Diferencias de opinión, un affaire, la pérdida del deseo por el otro o alguna “metida de pata” son algunos de los factores más comunes a la hora de hablar de los distanciamientos entre parejas, sin embargo, a esto hoy se suma un nuevo motivo y que está relacionado con el área de la estética: las cirugías plásticas.

Cirugías plásticaSegún Huffpost Voces, en la actualidad las cirugías plásticas son un motivo importante en las separaciones, pues luego que las personas se someten a un procedimiento de este tipo suben su autoestima y se atreven a tomar nuevos desafíos, como el de poner fin a una relación.

Esto se basa en una encuesta hecha por la revista española Grazia, que detectó que de cada 10 personas que dijeron que habían mejorado sus vidas, seis afirmaron sentir esto después de cambiarse de trabajo, mientras que cuatro lo hicieron después de alejarse de su pareja (separación o divorcio), tras someterse a una cirugía plástica. La principal explicación de esto es que en la mayoría de las intervenciones estéticas, los resultados son positivos y esto influye de forma directa en el aumento de la valoración propia, sin embargo su incidencia no deja de sorprender.

 

El boom de las cirugías post-separación

Si bien las intervenciones estéticas pueden ser una causal en los quiebres de pareja, las personas también acuden a ellas luego de un fracaso amoroso, pues quieren dejar atrás una etapa y verse más jóvenes para buscar una nueva pareja.

Según el doctor Robert Rey -cirujano y protagonista del docureality Dr. 90210-, el 64% de quienes quieren hacerse un cambio busca ganar confianza, el 42% desea sentirse más joven, mientras que el 13% admite que quiere verse más atractiva para el sexo opuesto.

Por su parte, la doctora Jean M. Lotus, autora de The smart Woman’s Guide to Plastic Surgery, sugiere que antes de tomar la decisión de entrar al pabellón, es bueno analizar algunos puntos:

Qué busco con esto: La persona debe desear que los resultados sean favorables para ella misma y no para impresionar a alguien o para salir de una depresión.

Tener claridad: El interesado en la cirugía debe saber cuál es la parte del cuerpo que quiere mejorar.

Con estos puntos ya resueltos, la opción de una operación estética es más viable, sin embargo, siempre es mejor tratar de develar los problemas o factores más escondidos que están haciendo que quieras un cambio físico radical, como patologías o trastornos psicológicos.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.