*


chat-dest

“Si alguien quiere ser un sicópata en la era digital, tiene todas las herramientas para serlo”

Eduardo Castillo, autor del libro '¿Me das tu Face?' nos contó datos de su investigación que ayudan a comprender cómo las redes sociales y los servicios de mensajería instantánea afectan las relaciones.

Por Andrea Hartung / @jartung

¿Has “sicopateado” a alguien por Facebook? ¿Te estresas si alguien no responde tus mensajes en pocos minutos? No estás solo. Actualmente, las redes sociales y los servicios de mensajería instantánea ya no son solo los canales sino que además los protagonistas en muchas relaciones.

Al respecto, el periodista Eduardo Castillo  escribió un libro titulado “¿Me das tu Face?”, en el que a través de 12 historias reales se inmiscuye en las experiencias que viven las parejas de un mundo donde Whatsapp, Facebook y Twitter tienen un rol clave.

“Cada una de las historias está enmarcada en relaciones que comienzan y/o terminan en medio de nuestra vida digital, que más que una novedad es un hábito desde hace menos de una década, pero que cambió la forma de relacionarnos para siempre”.

Hablamos con Eduardo, quien nos contó sobre su investigación y sobre la realidad que viven muchas parejas, perdidas en el universo de las redes sociales.

Biut: ¿Cómo ha afectado a nuestras relaciones el uso cotidiano de redes sociales y servicios de mensajería instantánea?

EC: Afectar no es la palabra, porque la mayoría del tiempo la enriquece. La tecnología ayuda a tener más vías de comunicación con la pareja, más alternativas, pero como en todo índole de cosas, se presta para malas prácticas como infidelidad y coqueteos fuera de la relación.

facebook, redes socialesBiut: ¿Cómo afecta Whatsapp el diálogo entre las parejas?

EC: Cuando se trata de una pareja feliz o que está en la “luna de miel” difícilmente la afecta, más bien ayuda. Que uno le envíe una nota de audio de una canción que están tocando y que le gusta al otro, un simple emoticón, esas cosas ayudan al romance. Incluso cuando el diálogo sube de tono.

El problema viene cuando alguno de ellos es celoso o la relación de pareja ya está dañada. Ahí comienza lo malo, el acoso digital, el stalkeo, las suposiciones, acusaciones y los descubrimientos.

Biut: ¿Somos más infieles gracias a las redes sociales y los servicios de mensajería, o simplemente estas herramientas hacen que la infidelidad sea más fácil?

EC: Es imposible saber si somos más o menos infieles. Yo pensaría que no. Lo que sí ocurre es que el coqueteo aumentó a través de estas vías y, en caso de existir una infidelidad, las herramientas ayudan a esconderla y comunicarse. Las populares y las que no lo son tanto.

Pero ojo, también es más fácil descubrir un engaño.

Biut: ¿Las redes sociales nos han vuelto medio sicópatas? ¿Crees que se pueda evitar o estamos demasiado adictos a daber cada paso de nuestra pareja?

EC: No se puede generalizar, pero si alguien quiere ser un sicópata en la era digital tiene todas las herramientas para serlo. Incluso, en el libro cuento cómo una mujer crea otro perfil en Facebook para seducir a su propia pareja. Eso es miserable.

Biut: En tu libro ¿tienes algún caso de personas que han entablado una relación a través de redes sociales? ¿Será Twitter el nuevo bar?

EC: Varias historias así. Y para algunos, Twitter es un bar donde buscan conquistas y tienen técnicas para ello. Una de las historias de Twitter, la protagonizan dos amigos que tienen más en común de lo que piensan sin saberlo, y uno de ellos debe enfrentar un difícil dilema.

twitter, redes socialesBiut: Tras tu investigación ¿qué crees que va a pasar con las parejas y esta conexión virtual? ¿Se estancará o será aún peor?

EC: Me parece que las nuevas parejas deben dejar en claro los usos de las nuevas tecnologías, los límites en relación a ella. Pero me parece que las redes sociales y herramientas de mensajería se alinean con el momento de la pareja: si todo va bien, la tecnología puede potenciar ese amor. Si todo va mal, aumentarán los problemas.

Si te gustaría leer “¿Me das tu Face?“, puedes descargarlo a través de iTunes y Amazon. Se espera que pronto esté disponible para Google Play. Además, puedes revisar la página de Facebook del libro, donde encontrarás anécdotas y podrás compartir las tuyas.

ANUNCIOS

COMENTAR