*


Imagen gentileza: Freepik

¿Cuánto es el tiempo óptimo que debe existir entre el término de una relación amorosa y el comienzo de otra?

Una especialista en relaciones de parejas dice cuánto es el tiempo óptimo para dejar el pasado atrás y darle la bienvenida a otra persona y comparte el secreto para comenzar con éxito una nueva relación.

Por Javiera Kessra

Es cierto que cuando el amor toca tu puerta, lo hace sin aviso previo. Esto sería el motivo por el cual muchas hemos comenzado una relación al poco tiempo de haber terminado con otra, lo que muchas veces genera cuestionamientos de quienes nos rodean, o incluso, reclamos de la pareja anterior, con frases del tipo “deberías haber esperado más tiempo”.

Pero ¿existe realmente un tiempo determinado para ponerle fin a una relación y comenzar con otra? Claudia Hurtado, psicóloga especialista en terapia sexual femenina, explica a Biut que cuando se termina una relación, el tiempo de ‘duelo’ es relativo.

“Hay ciertos factores que van a influir, como el tiempo que duró la relación, cuál fue su historia, si existió agresión, por qué terminó y las personalidades de cada uno de los protagonistas, entre las infinitas variables (…) Normalmente buscamos una serie de requisitos y recetas estandarizadas que sólo buscan crear expectativas irreales e inalcanzables, hacer que te compares con un estándar y te sientas anormal, para finalmente industrializar tus inseguridades y venderte algo”, asegura Claudia.

De todas formas, la especialista dice que si hay que hablar de un tiempo óptimo para dejar el pasado atrás y darle la bienvenida a otra persona, éste sería de tres a seis meses. Sin embargo, más allá del tiempo adecuado, la psicóloga advierte que la clave para comenzar con éxito una nueva relación tiene que ver con realizar ciertas “tareas”, que detalla a continuación.

paper-1100254_640

Cuatro pasos para terminar y comenzar una nueva relación de pareja

¡Detente!

Hacer un alto consiente, como cualquier final, merece ser evaluado. Analizar las causas, los aprendizajes, los patrones que se repiten en mi historia, las buenas y malas decisiones. No es un paso que podamos saltarnos, podemos hacerlo antes o después, hay veces que el término de una relación es tan fuerte emocionalmente que necesitamos un tiempo más largo para comenzar con este alto. Hay que aprender de las experiencias para construir la relación que quieras tener.

¡Siente!

Conectarse con aquellas emociones menos placenteras como la pena, la rabia y la frustración, no es fácil para nadie. Intentamos regularlas rápidamente, evitarlas ocupándonos con otras cosas o negarlas. El transitar por estas emociones puede ayudarte a aceptar, perdonar, perdonarte, vaciar, desahogarte. Esto te puede llevar a reflexionar,  a tomar decisiones y a evaluar límites.

¡Escúchate!

El estar en pareja es compartir vida, sueños, proyectos, tiempo, espacios, sentimientos, familias, etc. Cuando termina una relación existe inevitablemente un reencuentro con tu vida, volver a pasar mucho tiempo contigo, reinventar el día a día, compartir con otros tus tiempos y espacios. En este momento es importante escucharse atentamente y darte espacio para reconstruir. Así no actuamos desde la ansiedad y soledad.

Sigue

Luego de seguir estos pasos, puedes aumentar las probabilidades de elegir con mayor libertad el tipo de relación que quieras tener. Como ves, depende más de “hacer el ejercicio” que de un tiempo determinado.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.