*


Captura

¿Se puede evitar una ruptura amorosa?

Especialista nos cuentan los motivos más recurrentes por los que las parejas se separan y comparten el secreto para evitarlo.

Por Javiera Kessra

Hace un tiempo la ex chica Mekano, Karen Bejarano, reveló en el Matinal Buenos Días a Todos de TVN que hace dos años vivió junto a su pareja, Juan Pedro Verdier, una crisis que los llevó a separarse por un tiempo, para luego volver a reencontrarse.

“Fue cortito pero muy doloroso. Ninguno de los dos quería estar lejos del otro, pero queríamos darle un respiro a la relación. Fue una decisión que tomamos en caliente y no pusimos en primera posición el amor que sentíamos.”, contó Karen.

Imagen extraída de la cuenta de Instagram de @Karenbejaranotv

Imagen extraída de la cuenta de Instagram de @Karenbejaranotv

Por su parte, Juan Pedro señaló que, “fue falta de comunicación. El trabajo nos consumió, dejamos las instancias de estar juntos y eso hizo que la relación se desgastara”.

Sin embargo, situaciones como estas ocurren más seguido de lo que creemos. Por esto conversamos con Claudia Hurtado, psicóloga y terapeuta sexual, quien nos contó las razones más comunes por las que las parejas deciden separarse.

“Existe una emancipación de ciertos mandatos de cómo ser pareja y hay una imagen que debemos comenzar a internalizar en nuestras vidas amorosas, una visión donde la pareja es parte de mi evolución y no condición (…) El ser humano cambia constantemente y si estamos en pareja es algo que se vive de a dos, debemos reelegirnos en cada etapa vital y es más que falta de comunicación”.

Imagen: Gentileza Freepik.com

Imagen: Gentileza Freepik.com

Por su parte, el psicólogo Alejandro Celis explica que “el propósito central de formar pareja es ayudarse mutuamente a evolucionar como individuos. Es natural que el encantamiento mutuo, eso que llaman enamorarse-, ceda después de unos años, y lo que queda es la oportunidad de generar más intimidad y honestidad, de ser a la vez un espejo y un apoyo mutuo para que ambos desarrollemos nuestras capacidades, intereses, potencial; en suma, nuestra individualidad.”

Claudia explica que la clave para evitar una separación es “admitir que las personas no somos estáticas, evolucionamos constantemente, tal cual nuestras relaciones de pareja. Y si la vida en pareja no se vive como la aventura de acompañarse en este crecimiento, tenderemos a generar parejas estacionarias o situacionales y no para la evolución”, finaliza.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.