*


destacada

Sexo en el agua: Tres razones por las que debes evitarlo

Una de las razones es que el preservativo puede romperse más fácilmente bajo el agua. Acá te explicamos las otras razones que te harán pensarlo dos veces.

Por Isa Luengo

El mar, una piscina o un jacuzzi, son frecuentemente las escenografías perfectas para las escenas sexuales de cualquier película. Por esto no es de extrañar que muchos tengan entre sus fantasías sexuales, tener relaciones sexuales con sus parejas dentro del agua.

Sin embargo, Megan Stubss, doctora y sexóloga asegura en el sitio Elite Daily que esta situación está lejos de ser algo placentero y divertido, como lo muestran en las películas.

Imagen de rawpixel.com para Free Pik.

Imagen de rawpixel.com para Free Pik.

Stubss junto a la obstetra y ginecóloga Lakeisha Richardson compartieron tres razones de por qué este acto sexual no sería recomendable y es mejor evitarlo.

Los condones pueden romperse más fácilmente

Según Richardson el látex de los condones se debilita por los productos químicos presentes en una piscina y/o en un jacuzzi. Stubss, agregó también que la elevada temperatura del agua en una piscina o tina puede afectar el preservativo.

Imagen de creativeart para Free Pik.

Imagen de creativeart para Free Pik.

Podría ser doloroso

Stubss explica que el agua al entrar en contacto con la vagina, eliminará la lubricación natural del cuerpo, lo que provocara dolor. “A partir de la penetración, el agua entrará en la vagina y eliminará su lubricación natural, lo que podría provocar microabrasiones y, por ende, un coito doloroso”, señaló.

Richardson agregó que los químicos como el cloro, pueden resecar la zona genital y hacer que necesites usar humectante vaginal.

Más propensa a infecciones

Stubss explicó que tener sexo con penetración bajo el agua podría aumentar los riesgos de alguna infección urinaria o una vaginosis bacteriana. “Entre el potencial de las microabrasiones y las bacterias en el agua, se crea un ambiente perfecto para la entrada de éstas en el organismo“, indicó.

Imagen de sergeycauselove para Free Pik.

Imagen de sergeycauselove para Free Pik.

A esto, la ginecóloga y obstetra del Hospital Red D’Or São Luiz, Poliani Prizmic añadió que el movimiento de la penetración, puede hacer que entre agua por la vagina y llegue hasta las trompas, provocando un fuerte dolor e inflación de la zona.  En el sexo anal sería parecido, puesto que el agua puede llegar al intestino, provocando dolor.

Entonces ¿cómo incluir agua en una relación sexual?

Si aun así, se quiere experimentar el placer en el agua, la experta señala que lo recomendable es realizar el juego previo en el agua y luego pasar a un lugar seco, para tener sexo con penetración.

Otra recomendación para quienes insisten con la idea del sexo bajo el agua es usar condón y un lubricante de silicona, por su alta viscosidad. Si tienes sexo sin preservativo, se recomienda utilizar un lubricante a base de aceite, pues así el agua se demorará más en eliminarlo.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.