*


[Opinión] La angustiosa presión por el rendimiento sexual

Cada mujer debiera responsabilizarse de su propia sexualidad, conectándose y conociendo sus preferencias de cómo generarse autoplacer, para quitarle el tremendo peso que sienten muchos hombres en tener que satisfacerlas equivocadamente.

Odette FreundlichKinesióloga especialista en sexualidad y disfunciones del suelo pelviano/ Directora de Centro Miintimidad

Por Biut

 

“Tengo que durar más para poder satisfacer a mi pareja sexualmente”, es la frase que repiten cientos de hombres, en busca de ayuda para lograr aprender a lograrlo.

Son cada día más los hombres que acuden a Centro Miintimidad para mejorar su rendimiento sexual. Generalmente se sienten frustrados, angustiados, deprimidos y con su autoestima muy baja, pues creen que no tienen control sobre su eyaculación.

“Trato de evitar los encuentros con mi pareja, para no pasar vergüenza”, relata Roberto de 34 años, quien no logra tener relaciones estables por temor a sentirse rechazado. En Chile la eyaculación precoz es la disfunción sexual masculina de mayor incidencia, afectando al 30% de los hombres jóvenes y al 20% de los que tienen entre 40 y 50 años.

Los hombres que la poseen sienten una tremenda disconformidad y el tiempo que logran durar en el coito es menos de un minuto.

Por lo general, en este sentido no hay conciencia de los diferentes niveles de excitación y pasan rápidamente del deseo y la erección a la eyaculación, lo cual no genera un momento placentero, sino angustiante.

Cuando le pregunto a los hombres que acuden a mi consulta “¿Qué quisieran lograr con el tratamiento?”, la mayoría responde “Deseo poder durar más tiempo en la relación sexual para satisfacer a mi pareja”. Frente a esta respuesta, les explico que el foco está absolutamente errado.

Muchos estudios muestran que sólo el 25% de las mujeres logra tener orgasmo con la penetración vaginal, y que aumentar el tiempo de duración de la relación sexual no asegura mejorar el placer en su pareja.

Son muchos los factores los que colaboran en la satisfacción para el orgasmo femenino, donde puedo mencionar una buena comunicación, un adecuado aprendizaje de la anatomía genital femenina, especialmente del Clítoris, un juego preliminar adecuado en tiempo y calidad, y una positiva relación de pareja, entre otros.

Debo recalcar que cada mujer debiera responsabilizarse de su propia sexualidad, conectándose y conociendo sus zonas erógenas y sus preferencias de cómo generarse autoplacer, para poder guiar a su pareja en este ámbito y quitarle el tremendo peso que sienten muchos hombres en tener que satisfacerlas equivocadamente, aumentando el tiempo del coito.

Por lo tanto, le sugiero a los hombres que sufren de esta incómoda, pero solucionable disfunción sexual llamada eyaculación precoz, cambiar la meta a conseguir con el tratamiento y focalizarse en tomar conciencia de sus sensaciones corporales en las distintas fases de la excitación para empoderarse de su placer.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.