*


pareja

Pornografía: ¿Ayuda o perjudica la relación de pareja?

Estudios y especialistas advierten sobre los efectos del consumo de pornografía en el cerebro y en la relación de pareja.

Por Javiera Kessra

‘¿Cuándo la porno?’, es una de las preguntas con las que Daniela Chávez tiene que lidiar constantemente. A pesar de sus más de once millones de seguidores en Instagram, la chilena siempre está recibiendo violencia cibernética por parte de los usuarios.

Pero esta vez se cansó, no quiso guardar silencio y salió a responder a todos los usuarios que “siempre me preguntan la misma estupidez”.

La respuesta es clara: ¡¡JAMÁS!! El porno es para perdedores. Deben estar muy mal si piensan que en el porno hay un porcentaje de realidad. Les caga la mente. El erotismo y seducción es para hombres de verdad…Las mujeres podemos seducir sin llegar al porno, pero a los hombres debería darles pena verlo. En la película duran media hora y en la realidad 30 segundos. Tampoco aprenderán a tener sexo viendo porno”, escribió en su cuenta de Twitter.

Esta polémica respuesta, que tuvo lugar hace un par de semanas, desempolvó un debate que de vez en cuando se asoma y se instala como tema de discusión.

Y es que algunos opinan que la pornografía es una excelente herramienta para estimular la vida sexual en pareja, mientras que otros opinan que solo la perjudicaría.

Lo cierto es que, según algunos especialistas en sexualidad, ver pornografía en pareja podría ser perjudicial para la pareja.

Según el Doctor Oliveros, miembro del Equipo de Sexología de Madrid,  “ver porno facilita la comparación del cuerpo de la pareja o el tuyo, con el que aparece en las imágenes, así como la actuación y el desempeño sexual de los actores”.

El sexólogo advierte que estos problemas “producen, frustración e inseguridad en la pareja, lo que puede terminar incluso en un miedo al fracaso y dificultad real en el encuentro sexual, como, por ejemplo, disfunción eréctil, eyaculación precoz y anaorgasmicas, entre otras”.

Sin embargo, los expertos no descartan el efecto estimulante que puede tener consumir pornografía, siempre y cuando ambos integrantes de la pareja lo disfruten podría aportar beneficios como “una mejor comunicación sexual,  mayores variantes eróticas, ayuda a romper la monotonía y despertar la imaginación, potencia el deseo sexual y aumenta la intimidad”.

pareja

Imagen: Gentileza Freepik.es

¿Produce adicción?

Un estudio publicado en Archives of General Psychiatry revela que el alto consumo de pornografía puede alterar la estructura y funcionamiento del cerebro, generando adición.

Esto se debe a que tener relaciones sexuales o mirarlas, produce la liberación de dopamina (un neurotransmisor cerebral relacionado con las funciones motrices, las emociones y los sentimientos de placer) y esta descarga hace que el organismo necesite volver a producirlas, mientras que su liberación excesiva puede provocar desórdenes cardiovasculares, renales, estomacales o endocrinos, entre otros.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.