*


destacada

Sexo oral: ¿por qué es fundamental mantener la higiene bucal?

¿Es posible que nos de alguna infección bucal a causa de este tipo de práctica sexual? ¿Cómo debemos cuidarnos? Un experto nos entrega tips para evitar cualquier problema con el sexo oral.

Por Equipo Biut

Aunque cada vez existe menos tabú a la hora de hablar sobre temas de sexualidad, hay temas que aún no se hablan abiertamente, como ocurre con el sexo oral.

Esto genera que existan muchas dudas que seguramente no te atreves a consultar, como por ejemplo la relación de esta práctica sexual con la higiene bucal y cómo cuidarse de las posibles infecciones.

Por esto conversamos con Emmanuel Morelli, cirujano dentista, quien advierte sobre los aspectos preventivos odontológicos que se deben tener antes de realizar sexo oral.

Imagen: Gentileza Pixabay

Imagen: Gentileza Pixabay

Probablemente te estás preguntando “¿por qué un dentista nos habla de sexo?”.

“Los dentistas nos encargamos principalmente de la salud de la boca, una zona que desde hace muchos años ha jugado un rol fundamental en la sexualidad y erotismo de las parejas y que, de alguna forma, se nos olvida que está expuesta a muchas cosas. Además de la comida, en personas sexualmente activas, está expuesta a los genitales, y este hecho también es un factor de riesgo para determinadas enfermedades fuera de las caries y la enfermedad de las encías”, explica Emmanuel.

¿Cómo mantener una buena higiene?

Cuando hablamos de salud, en cualquier parte del cuerpo, los únicos responsables somos nosotros mismos. Nadie se conoce mejor que uno. Es por esto, que lo más importante siempre es prevenir

Imagen: Gentileza Pixabay

Imagen: Gentileza Pixabay

Todos conocemos la indicación de asistir cada seis meses al dentista para un control de salud oral. Lo que no sabemos, o a veces olvidamos, es que en la boca no sólo hay dientes; también hay lengua, mejillas, paladar y otros tejidos blandos, explica el profesional, y agrega que “estos tejidos blandos entregan bastante información acerca del estado de salud local y sistémico de una persona, y es importante que cada uno se examine frente al espejo y pregunte al dentista si tiene alguna duda en relación al aspecto de estos tejidos, ya que los cirujanos dentistas tienen las competencias para diagnosticar y derivar oportunamente una lesión oral, por ejemplo, de origen sexual”.

En relación a lo más recomendable que hay que realizar antes de una práctica sexual no coital, es higienizar las zonas involucradas, es decir, “realzar el cepillado de dientes habitual, y también realizar la higienización genital, de modo que la microbiota de una y otra zona se mantenga en un nivel mínimo. Y para después del encuentro sexual, en la medida de lo posible, también realizar un enjuague bucal habitual”, señala el profesional de la salud.

Imagen: Gentileza Pixabay

Imagen: Gentileza Pixabay

Es importante mencionar que estas medidas de cuidado deben ir siempre de la mano con controles profesionales, ya que de nada sirve lavarse los dientes antes de una práctica sexual y sólo asistir al dentista cuando hay algún dolor o molestia. “Para la zona genital es lo mismo, debemos examinarla, mejor si es en pareja, con el ánimo de consultar al dentista o médico si aparece algo que nos llame la atención”, recomienda.

Sexo oral e infecciones

Mucho se habla de que, al intimar de esta manera con la pareja, se puede ser víctima de cáncer bucal. El especialista afirma que, si bien es cierto, se habla de uno muy en específico: el Carcinoma espinocelular de la faringe. “En los últimos años este cáncer se ha relacionado con prácticas sexuales no coitales pero sólo como un factor de riesgo, no un factor causal”, afirma.

¿Qué significa lo anterior? Que “el virus puede pasar de la zona genital a la faringe del receptor, y alojarse ahí, incluso por años, lo cual combinado con otros factores de riesgo como alcohol, tabaco, radiación solar, etc, podría provocar la aparición de una lesión maligna”.

Imagen: La Cuarta

Imagen: La Cuarta

Pero no hay que alarmarse. Sólo debemos ser cuidadosos y realizar regularmente los exámenes pertinentes, que son bastante asequibles, ya que consisten en una simple toma de sangre y en tres semanas se obtiene el resultado.

Con respecto a otras infecciones, es posible contraerlas, pero no siempre. ¿Cuándo es más fácil contagiarse? “Cuando la boca entra en contacto con lesiones genitales activas, vale decir, verrugas, úlceras, supuración, etc. Muchas de las lesiones por infecciones de transmisión sexual no duelen, por ejemplo sífilis o verrugas por Virus Papiloma Humano. Por eso es muy importante auto examinarse y solicitar ayuda de la pareja también al hacerlo”.

Imagen: La Cuarta

Imagen: La Cuarta

En tanto, hay otras lesiones que sí son dolorosas, como los herpes, gonorrea o triconomiasis. Por eso es fundamental que cada uno se responsabilice de su propia salud, y también ayude a su pareja a hacerlo.

¿Cómo incorporar juguetes eróticos en el sexo? – Biut.cl

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.