*


[Columna] ¿Por qué no ir directo a los genitales en un encuentro sexual?

"La gran mayoría de las mujeres necesitamos una proximidad emocional, ser seducidas con antelación al encuentro íntimo"

ODETTE FREUNDLICHKINESIÓLOGA ESPECIALISTA EN SEXUALIDAD Y DISFUNCIONES DEL SUELO PELVIANO / DIRECTORA DE CENTRO MIINTIMIDAD

Por Biut

¿Por qué no ir directo a los genitales? Es la pregunta que muchos hombres deben hacerse, cuando las mujeres reaccionamos con molestia y casi como si fuera una agresión, cuando esto ocurre.

Muchas de las pacientes que llegan a Centro Miintimidad, manifiestan sentirse muy molestas cuando sus parejas intentan seducirlas para tener un encuentro íntimo y sin ningún preámbulo, acceden a tocar sus genitales. “Esto me da mucha rabia y me mata las pasiones, se me quitan todas las ganas”, decía María, explicándole a su pareja por qué no ir directo a los genitales.

Desde la época de Másters y Johnson se han realizado numerosos estudios que muestran que la respuesta sexual masculina  es muy distinta a la femenina, lo que explica por qué no ir directo a los genitales, punto base en términos de intimidad y que tantas veces se pasa por alto.

people-2589818_640

A través de la historia, se habla de varias fases de la respuesta sexual, donde están la Excitación, Meseta, Orgasmo y Resolución, incluyéndose después por Kaplan el Deseo.

Hoy en día usamos el esquema circular propuesto por la doctora Basson, en donde el deseo puede generarse en cualquier fase de la respuesta sexual, no necesitando estar presente en un inicio del encuentro íntimo.

Por eso es importante entender que a nivel genital, se producen muchos cambios en las distintas fases de la respuesta sexual, entre ellos puedo mencionar: la vagina se alarga y se ensancha; se produce la lubricación; el utero se levanta para permitir la entrada del pene, y el clítoris se erecta.

Ligado a lo anterior, muchos estudios realizados con gran cantidad de mujeres como es el caso del liderado por el experto William Hartman, encontraron que un total de 20 mil mujeres analizadas, necesitaban aproximadamente 20 minutos para experimentar el orgasmo.

Nunca debemos olvidar que la piel es el gran órgano sexual, el cual está lleno de zonas erógenas, las cuales son muy placenteras para la mayoría de las mujeres y que debieran ser estimuladas y acariciadas mucho antes de llegar a los genitales.

La gran mayoría de las mujeres necesitamos una proximidad emocional, ser seducidas con antelación al encuentro íntimo, dedicar tiempo a la estimulación de las zonas erógenas del resto del cuerpo y muy finalmente, acceder a los genitales.

Siguiendo esta secuencia, podemos asegurarnos de una respuesta sexual adecuada y una intimidad placentera. Como tarea les sugiero realizar un dibujo de sus zonas erógenas y enumerar una secuencia o un recorrido de cómo les gustaría que éstas fueran estimuladas.

Como es sabido, para la gran mayoría de los hombres, la zona más placentera son los genitales y la preferencia es que sus parejas accedan directo a ellos. Es por esta razón que la información seria, educación en sexualidad y comunicación son los aspectos más importantes para lograr una intimidad placentera.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.