*


disney

“Complejos Disney”: las secuelas psicológicas que dejaron los clásicos infantiles en las relaciones de pareja

Coach especialista en pareja sostiene que existe una especie de “secuela” en las mujeres, e incluso afirma que algunos de los personajes han dado nombre a prototipos psicológicos.

Por Maria Jose Urbina Moukarzel

Es cierto que las películas de Disney se han ido adaptando a los cambios sociales, culturales y las conquistas de las mujeres. Un claro ejemplo es la exitosa película Frozen.

Comenzamos a notar cómo sus tramas empiezan a girar sobre otros temas, distintos a la clásica historia de amor y vemos un mayor equilibrio, justicia y cooperación en las relaciones.

disney

Imagen: Pixabay.com

Pero según algunos expertos, el estereotipo que antes mostraba el mundo liderado por Mickey Mouse se ha quedado grabado en nuestra cabeza con un mensaje equivocado. 

Ainoa Espejo, grafóloga y coach experta en relaciones dijo a “Womens Health” que “a nosotras Disney nos ha influido negativamente en la idea de que nos van a querer más y que todo nos terminará saliendo bien si somos guapas, dulces, femeninas y sumisas; si buscamos la protección masculina y si somos muy sacrificadas, dejando de lado nuestras necesidades para anteponer las de los demás, como pareja, amigos y familia”. 

En este contexto, Espejo sostiene que existe una especie de “secuela” en las mujeres, e incluso afirma que algunos de los personajes han dado nombre a prototipos psicológicos.

Los tipos de “complejos” Disney

Síndrome de Wendy

disney

Imagen: Captura Disney Fandom

Se utiliza en psicología sobre todo para mujeres con una enorme necesidad de satisfacer a los demás, en especial a la pareja y los hijos. 

“Este tipo de mujeres suele rodearse de personas tipo Peter Pan, que no quieren madurar ni responsabilizarse de las cosas. Ellos viven cómodamente ‘dejándose querer’ mientras ellas se pasan el día protegiendo, cuidando y proveyendo a los demás, no sólo porque sean resolutivas, amorosas y buenas, también por su enorme miedo al rechazo y al abandono“, explica la coach.

Bella durmiente, Blancanieves o Cenicienta

Imagen: Biut

Imagen: Biut

“En el Disney clásico solían darle un gran valor al amor romántico y a primera vista. Representaban el sueño americano de mejorar de posición (pasar de sirvienta a princesa; de estar presa de una maldición a ser liberada…) y todo gracias al hombre”, dice la experta que trabaja en autoestima. 

Además, menciona que la mujer siempre era presentada como alguien débil, sumisa, inocente, soñadora, abnegada, dependiente, que se sacrificaba y esperaba a ser salvada, aceptando su destino pasivamente, sin tomar ninguna decisión sobre su vida. 

Bella

disney

Imagen: Captura Disney Fandom

“También podemos encontrar a muchas Bella, que siguen con su Bestia con la esperanza, y la responsabilidad autoimpuesta, de cambiarle”, dice Espejo.

La coach dice que en él la hace sentir especial, haciéndole creer que es la única que le entiende, que te quiere tal como es, y que eres la única persona en quien confía.

“Mientras ella aguanta en la relación, a pesar de saber que la cosa es bastante tóxica, porque cree que el amor todo lo puede y que tiene que tolerar todo lo que haga falta, hasta que cambie y se convierta en príncipe”, agrega. 

Síndrome de la Sirenita

disney

Imagen: La Tercera

Finalmente, Ainoa se refiere al síndrome reflejado en La Sirenita. Explica que este caso se da cuando la mujer sacrifica todo lo importante por su pareja, dejando de lado sus propias necesidades.

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.