*


dest

Por qué ahora las mujeres prefieren lucir bustos más pequeños

Desde evitar cuadros de dolor crónico en cuello, hombros y espalda hasta operaciones futuras, son algunas de las razones que explican esta tendencia creciente entre las mujeres.

Por Francisca Quezada

Hasta hace un tiempo, tener un busto exuberante era motivo de mucho orgullo entre las mujeres que buscaban un torso parecido al de celebridades como Victoria Beckham o Pamela Anderson.

Sin embargo esta tendencia ya vendría a la baja, asegura el cirujano plástico Roberto Prado de Centro Médico El Golf, quien desde hace un tiempo ha recibido en su consulta a muchas mujeres operadas hace cuatro o más años, que buscan reducir sus implantes o retirarlos definitivamente. ¿A qué se debe este fenómeno?

Imagen: gentileza Pixabay.com

Imagen: gentileza Pixabay.com

El busto natural está de moda

El cirujano de la Clínica Indisa y la Universidad de Los Andes, nos cuenta que las razones que exponen la mujeres que acuden a su consulta para tener un busto más reducido son diversas. Pero nos confiesa que la mayoría de quienes solicitan una reducción mamaria se han dado cuenta que “el uso de implantes puede ser un problema a futuro, tanto de salud, económico y emocional, al no ser eternos y tener que ser reemplazados, a diferencia de lo que muchas veces aseguran los fabricantes”.

Imagen: gentileza Pixabay.com

Imagen: gentileza Pixabay.com

El especialista explica que es muy probable que las mujeres que usan implantes, “requieran una o varias cirugías en el futuro, ya sea para cambiar implantes rotos, hasta 25% en los primeros 10 años, o encapsulados, con cerca de 18% de los casos a 10 años de la intervención”.

Ventajas de tener un mamas naturales

El cirujano miembro de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica, explica que el uso de implantes muy grandes puede traer muchas molestia y problemas de salud.

“Es fundamental considerar que el uso de implantes desproporcionados a la anatomía de la paciente puede conllevar cuadros de dolor crónico en cuello, hombros y espalda debido, principalmente, a los cambios posturales inevitables que lleva el cambio de centro de gravedad por el mismo peso de los implantes”, explica Prado.

Y agrega que otras de las razones por preferir volver a tener un busto más pequeño tiene que ver con la tendencia creciente de las mujeres de ejercitarse.

Imagen: gentileza Pixabay.com

Imagen: gentileza Pixabay.com

“El querer ejercitarse las ha hecho ser conscientes de que tener unas mamas muy grandes les dificultará el realizar actividad física. Además, la imagen idealizada de una mujer en forma claramente no es la de una con mamas grandes. Y esto es algo que da cuenta de los cambios culturales respecto al aspecto físico que han ocurrido en los últimos años”, finaliza.

Lactancia e implantes mamarios: Mitos y verdades

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.