*


dest

El efectivo truco psicológico para controlar los antojos

Si eres de las que no puede dejar de comer alimentos ricos en grasa y azúcar porque sientes que te hacen feliz, detente. Acá te contamos cómo evitar esos atracones innecesarios que solo atentan contra tu salud.

Por Soledad Reyes

¡Chocolates, papas fritas o helados! Por más que nos esforcemos y nuestra fuerza de voluntad sea impenetrable, es inevitable caer en antojos de este tipo, al menos de vez en cuando.

El problema es que hay quienes, por diversos motivos de salud o desafíos personales, no pueden darse el gusto de comerlos.

Imagen: gentileza Pixabay.com

Imagen: gentileza Pixabay.com

Por eso, nos pusimos a buscar y encontramos un truco, basado en un experimento realizado por Carey Morewedgeprofesor de la Universidad de Boston, que el médico y periodista de la BBC, Michael Mosley quiso poner a prueba para comprobar su efectividad.

Cómo engañar al cerebro

El experimento del profesor Morewedge postulaba que si uno se imaginaba comer algo repetidas veces, finalmente terminaría por dejar de desearlo. Y para comprobarlo, Michael Mosley reunió a más de 200 voluntarios fanáticos del chocolate que separaron en dos grupos.

“Al primer grupo se le pidió imaginar que estaban comiendo 30 chocolates, uno por uno. No se trataba de imaginar que se rellenaban su boca imaginaria con puños imaginarios de chocolate, sino que tenían que pensar que los masticaban lentamente, uno por uno”, explica Mosley en el sitio online de la BBC.

Mientras que, “el segundo grupo tenía que hacer lo mismo, pero imaginando que comían sólo tres chocolates”, agrega.

Imagen: gentileza Pixabay.com

Imagen: gentileza Pixabay.com

Luego de esto, el periodista indica que le pidieron a ambos grupos rellenar un formulario, mientras ‘casualmente’ dejaban un tazón de chocolate sobre la mesa.

“El profesor Morewedge apostó que el grupo al que se le había pedido que imaginara comer muchos chocolates comería menos. Es decir, entre más chocolates se imaginaran comer y saborearan mentalmente, comerían menos en la vida real”, dijo Mosley.

¿Y qué pasó?

Finalmente, el grupo que había imaginado comer 30 chocolates comió 37% menos que el grupo que se imaginó comer tres.

¿Por qué ocurre esto? “Cuando tratamos de evitar algo o tratamos de evitar pensar en eso, inmediatamente comenzamos a desearlo”, explicó Morewedge.

Entonces, ¿cómo poder aplicar esta técnica? Morewedge dice que si nos obligamos a pensar repetidamente en el sabor de un alimento que se nos antoja, imaginar que lo masticamos y tragamos, finalmente terminaremos por dejar de desearlo desesperadamente.

Imagen: gentileza Pixabay.com

Imagen: gentileza Pixabay.com

En el sitio Medical Daily reafirman la idea. “Cuando nos comemos algo que realmente anhelamos, activamos centro de recompensa del cerebro, que libera la hormona dopamina para sentirse bien. En otras palabras, una vez que hemos comido más que suficiente de los alimentos que anhelamos en una sola sesión, no necesitamos ser recompensados ​​por comer más alimentos porque nuestro cerebro se ha acostumbrado a ella”.

De esta forma, la próxima vez que te quieras dar un atracón de chocolates, mejor visualiza e imagina que ya los has saboreado. Puede que te sorprendas y termines engañando a tu cabeza y tu estómago.

Curiosos trucos científicos que ayudan a bajar de peso – Biut.cl

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.