*


destacada saludable

¡Toma nota! Ocho mitos sobre la alimentación saludable

Muchas veces nos rendimos con la comida saludable porque 'es fome' o quedamos con hambre. Sin embargo, una especialista en nutrición desmitifica algunas creencias como estas y da algunas ideas para incorporar alimentos saludables. ¡Toma nota!

Por Isa Luengo

Según cifras recientes publicadas por la Organización Panamericana de la Salud, Chile ocupa el primer lugar de obesidad en el Cono Sur y el sexto en toda América con un índice de 63,1%. Estos datos demuestran la importancia de seguir promoviendo medidas que se pueden adoptar para llevar una vida más saludable y romper ciertos mitos que existen en torno a la alimentación.

En ese sentido, y para aclarar dudas, contactamos a la ingeniera en alimentos Carolina Cruz, gerenta de Calidad de la multinacional Dole, quien a continuación desmitifica algunas creencias acerca de la alimentación saludable. ¡Toma nota!

Imagen: Gentileza  Más Comunicación

Imagen: Gentileza Más Comunicación

Derriba estos mitos

1. Comer sano es fome

La profesional aclara que “comer una lechuga sola puede ser fome, pero existen múltiples alternativas para ponerle sabor a tu ensalada. Puedes usar semillas como maní, almendras, sésamo; especias como orégano, eneldo, romero, pimienta, ajo o cebolla que existen en polvo” y agrega que se pueden mezclar con sal; o aderezos como vinagre, aceto, mayo light, mostazas, queso rallado, alcaparras, pepinillos, pimentones, etc.

2. Comer verduras es para las temporadas de calor

“Las verduras no necesariamente se sirven como ensaladas frías. Puedes hacer guisos de acelga, tortilla de zanahoria o porotos verdes, zapallos italianos al horno, crema de espinacas”, señala Carolina. Hay muchas recetas de alimentación saludable calientes, caseras y sabrosas.

Imagen: Gentileza Pixabay

Imagen: Gentileza Pixabay

3. Al comer sano uno siempre queda con hambre

“La alimentación sana no implica solo comer apio y agua, con eso el hambre vuelve en 10 minutos”, aclara Carolina. Existen otras alternativas saludables como las legumbres, que son un alimento completo y tienen una velocidad de digestión baja que permite saciar el hambre por un buen tiempo. “Los vegetales aportan fibra la que al mezclar con otros alimentos como proteínas, carbohidratos y algún líquido, ayudan a hacer un mayor volumen en el estómago. Por último, el pan, fideos y arroz integrales, aportan más fibra ayudando a que sientas más saciedad”.

Imagen: Gentileza Pixabay

Imagen: Gentileza Pixabay

4. Ser saludable significa no comer nada rico

La alimentación saludable implica comer de todo, en su justa medida. Comer sano no es sinónimo de olvidarse de las bebidas alcohólicas de vez en cuando, unas papas fritas o una lasaña. “Todo está en saber medirse y consumir aquellos alimentos más calóricos solo en algunas oportunidades”.

5. No se debe comer durante la noche

El consumo de alimentos de forma saludable implica distribuirlo dentro de todo el día en forma pareja. “Es crucial tomar desayuno, almorzar y cenar. Y entre medio, mejor aún, comer colaciones saludables como frutas, yogurt, frutos secos en pequeñas porciones, etc”, recomienda la experta en nutrición.

Imagen: Gentileza Pixabay

Imagen: Gentileza Pixabay

Cuando estamos muchas horas sin comer, Carolina explica que el cuerpo baja el metabolismo y se secretan hormonas que nos hacen querer devorarlo todo. “En la noche, no debemos comernos todas las calorías que necesitamos de una vez y luego ir a dormir, pues altera el sueño, el metabolismo en general y produce irritabilidad y menos productividad”.

6. Comer azúcar es malo

Gran cantidad de azúcar de una vez, como un mega helado, una bebida azucarada, un producto confitado, varios café al día con varias cucharadas de azúcar, claramente es mucho para el cuerpo. Pero esto es malo cuando hacemos poco ejercicio, cuando es muy repetitivo dentro del día y no es complementado con otros nutrientes. “El azúcar solo aporta energía, pero no colabora con la generación de músculo ni tiene vitaminas esenciales para nuestro organismo”.

Imagen: Gentileza Pixabay

Imagen: Gentileza Pixabay

7. Comer sal hace mal

“Si bien la sal no tiene calorías, contiene sodio, un nutriente que, en exceso, puede ser dañino porque aumenta la presión arterial, pero igualmente es necesario para nuestro organismo, pues ayuda al funcionamiento de todo el sistema nervioso. Cocina con poca sal, en especial para los niños”.

8. El aceite de oliva engorda menos

Todos los aceites y mantecas tienen la misma cantidad de calorías: 9 calorías por gramo, es decir, una cucharadita pequeña. “La diferencia es que el aceite de oliva, contiene ácidos grasos monoinsaturados, que son beneficiosos para tu salud; son los que están asociados al llamado ‘colesterol bueno'”, explica la especialista de Dole. Así que, si están en plan de bajar de peso, midan muy bien la cantidad de aceite, cualquiera sea el que uses.

11 consejos para bajar de peso de forma saludable – Biut.cl

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.