*


1

Guía de protección solar: Revisa acá todo lo que debes saber

¿Sabes qué tipo de protección solar necesita tu piel? ¿O qué tipo de radiaciones pueden afectarla? Descubre acá los tips de una experta y empieza a cuidarte a conciencia.

Por Soledad Reyes

Muchas veces nos echamos el bloqueador que tenemos más a mano. Así, sin fijarnos realmente en qué factor es ni qué tipos de rayos protege.

Es que, por lo general, y a pesar de las múltiples campañas, la mayoría de las personas todavía no internaliza el uso de la protección solar diaria y todo el año, y algunos sólo se preocupan un poco más cuando tienen que irse de vacaciones o van a la piscina.

protección solar

Imagen: Pixabay.com

“Para proteger de manera efectiva nuestro cuerpo de los rayos solares se debe tener claridad sobre las razones por las que son dañinos, sólo así se le tomará el peso real a la situación”, dice Jacquie Carter, Directora de Nutrición Externa de Herbalife.

Por eso, elaboramos junto a ella una guía para que cuides tu piel este verano. ¡Toma nota!

Ojo con los rayos

La profesional parte explicando, primero que todo, los tipos de radiación a las que podemos estar expuestas y su diferencia:

protección solar

Imagen: Pixabay.com

 UVA: Rayos Ultravioleta A de onda larga

“Esta radiación es la culpable de promover el envejecimiento cutáneo y la aparición de arrugas. Estos rayos pasan fácilmente por la capa de ozono, por lo que están muy presentes en nuestro medio ambiente y componen la mayoría de la exposición solar. Son omnipresentes ya que traspasan las nubes, el vidrio y la ropa”, indica Jacquie.

UVB: Rayos Ultravioleta B de onda corta

“Son los responsables de las pieles bronceadas o quemadas, insoladas, de las cataratas y afectan el sistema inmune”, dice, agregando que, “ambas radiaciones, la que envejece y la que quema, contribuyen a la formación de cáncer a la piel”.

protección solar

Imagen: archivo Biut

¿Cómo calcular el factor?

Con respecto a este punto, la especialista señala que “el FPS que tienen los bloqueadores no indica la cantidad de protección que se obtendrá al usarlos, sino que te da una idea del tiempo que podrás exponerte al sol sin que tu piel se enrojezca”.

¿Cómo funciona? “Se debe multiplicar el Factor de Protección Solar por el tiempo que tu piel tardaría en ponerse roja sin producto”, dice la Directora de Nutrición Externa de Herbalife.

Acá, te dejamos un ejemplo:

Tiempo en el que mi piel se pone roja: 10 minutos

Factor de Protección Solar: 30

10 (minutos) x 30 (FPS)= 300 minutos = 5 horas

protección solar

Imagen: archivo Copesa

“Entonces, el resultado de este cálculo te indica que podrás exponerte al sol sin quemarte rojo por 5 horas aproximadamente”, afirma la especialista.

Y agrega que “hoy en día la mayoría de los protectores solares se venden sin receta médica, por lo que para entender sus beneficios y limitaciones es muy importante leer las indicaciones y advertencias en la etiqueta”.

Tips que no están demás

Jacquie revela que, una de las primeras cosas que hay que tener en cuenta, es que “muchos de los productos no son resistentes al agua y fueron creados pensando en la protección solar del día a día, no la constante a la que tú te someterás. Por esto, si estás en la playa o haciendo deporte al aire libre deberás aplicarlo, re aplicarlo y volver a aplicarlo todas las veces que sea necesario”.

protección solar

Imagen: Pixabay.com

Junto con estos, nos entrega los siguientes consejos:

– Aplica tu protector solar a diario, sin importar la estación.

– Al elegirlo prefiere los que dicen tener protección de amplio espectro, ya que así te protegerán de los UVA y algo de los UVB.

– Para cuidar tu cuerpo usa 30 ml (un vaso de corto) y para tu cara 5 gramos (una cucharadita).

– Aplícalo mínimo 15 a 20 minutos antes de exponerte al sol.

Protege siempre las orejas y áreas donde hayas perdido el cabello.

Usa ropa protectora como poleras de mangas largas, pantalones largos y sombreros de ala ancha.

protección solar

Imagen: Pixabay.com

– Utiliza anteojos de sol que tengan protección UVA y UVB, para que no se quemen los párpados y prevenir la aparición de cataratas.

– Cuídate incluso dentro de tu auto, ya que los UVA penetran el vidrio.

– Reaplica cada dos horas o después de transpirar o nadar.

– No te expongas al sol en las horas calurosas del día.

– Si por alguna razón quieres tener un bronceado, prefiere los autobronceantes.

Vitrina: Elige tu protector

ANUNCIOS

COMENTAR

Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento del Grupo Copesa.